Nueva Ruta del Cobre promete ser uno de los imperdibles turísticos del país

Desde Sewell hasta las Termas de Cauquenes, son varios los atractivos que se unieron para consolidar una nueva oferta turística en torno a El Teniente, la mina subterránea de cobre más grande del mundo.

 

El proyecto Ruta del Cobre nace de la necesidad del Municipio de Machalí por promover el turismo de la zona y desarrollar la economía local a través de productos y servicios asociados entre sí, pero con la particularidad de situar al cobre como el centro de la motivación turística. La iniciativa se realiza en conjunto con la Universidad San Sebastián, propiciando el reconocimiento del patrimonio ambiental y cultural, favoreciendo el desarrollo de la identidad de su comunidad y el aprovechamiento de los recursos turísticos disponibles.

Humberto Rivas, académico de la carrera de Ingeniería en Gestión de Expediciones y Ecoturismo de la USS y coordinador del proyecto, comentó que “trabajamos con los beneficiarios para identificar cuáles eran sus principales oportunidades de desarrollo y determinar sus brechas. En función de eso, realizamos capacitaciones, seminarios y creamos una mesa de gobernanza del destino, con la finalidad de entrenarlos en aspectos importantes para el turismo. Entre ellos, alfabetización digital, marketing, desarrollo de marca, atención al cliente y sustentabilidad“.

“Esta iniciativa pretende dar valor a un territorio lleno de historia y de costumbres, donde las personas que viven allí son su principal atributo. El Intendente y el Consejo Regional han apoyado con financiamiento para fortalecer la actividad turística a través de la innovación empresarial y social“, explicó Ignacio Tello, jefe de la División de Fomento e Industria del Gobierno Regional.

Se espera que al finalizar el proyecto -financiado con el Fondo de Innovación para la Competitividad del Gobierno Regional de O’Higgins y su Consejo Regional, y enmarcada en la Estrategia Regional de Innovación- se logre posicionar el destino emergente en la oferta turística nacional e internacional.

Los imperdibles del Cobre

Sewell, también conocida como la ciudad de las escaleras: Las huellas que dejaron los mineros en el lugar, su estilo de vida y edificios son su mayor atractivo. El campamento fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2006, debido a su incalculable valor histórico y cultural para Chile y el mundo. Contempla recorridos por sus instalaciones y dependencias y el ingreso al Museo de la Gran Minería, el que posee nueve salas que muestran el desarrollo de la actividad y los subproductos del cobre.

Termas de Cauqueneses uno de los centros termales más antiguos de Chile. Sus instalaciones fueron construidas en pino Oregon en el siglo XIX y los pabellones originales construidos en 1876. El diseño original fue restaurado conservando el estilo gótico de la construcción, así como tinas de mármol de Carrara que tienen más de dos siglos. Esta zona fue visitada por los pueblos originarios desde tiempos precolombinos y posteriormente, fue manejada por los jesuitas a partir del siglo XVII. Tuvo como visitantes en su época a Bernardo O´Higgins y José de San Martín.

Otro de los atractivos con historia es la popularmente conocida Casona Sanchina: Data de la primera mitad del siglo XIX, 1830-1840, en manos de la Familia Sánchez Fontecilla (de ahí surge el nombre). Se trata no solamente de una casa típica de campo chilena, sino de un testimonio vivo de lo que fue la transición de la época colonial a la republicana.

Vea la crónica publicada por Diario VI Región.