Las consecuencias de mezclar alcohol y bebidas energéticas

16 de septiembre de 2020

La llegada del 18 de septiembre trae consigo un aumento en la ingesta combinada de estos productos, lo que podría traer consecuencias mayores si lo hacemos por varios días o en grandes cantidades.

Las consecuencias de mezclar alcohol y bebidas energéticas

Para las extensas jornadas de celebración de Fiestas Patrias, son los jóvenes y adultos-jóvenes los grupos que mayoritariamente tengan mayor entusiasmo en conmemorar los 209 años de la declaración de Independencia. Y este entusiasmo pasa, como todos los años, por comer y beber muchas veces más de lo que podemos.

Para hacer frente a estos días, la combinación de bebidas alcohólicas y energéticas, parece una solución relativamente fácil. No obstante, hay que tener cuidado: la ingesta de ambos líquidos más allá de los determinados días o en ciertas cantidades, pueden traer consecuencias mayores.

clarissa-gondimAl respecto, la académica de la carrera de Química y Farmacia de la Universidad San Sebastián (USS), Clarissa Gondim, puntualiza que “las bebidas energéticas poseen en su formulación altas concentraciones de cafeína, guaraná y/o taurina, compuestos que son estimulantes del sistema nervioso central y pueden causar efectos cardiovasculares, por lo que su consumo está contraindicado por pacientes que presentan enfermedades cardíacas”.

La experta hace énfasis en que “el consumo combinado de ambos bebestibles podría enmascarar los efectos del alcohol en el organismo, aumentando la euforia y disminuyendo la fatiga y el agotamiento. Como consecuencia, el paciente no nota el efecto del alcohol y eso podría llevar a intoxicaciones graves”.

En caso de estar con síntomas de intoxicación como taquicardia e hipertensión arterial, Gondim puntualiza que el paciente debe acudir a un centro de salud para una evaluación clínica por el equipo médico.