Dr. Carlos Pérez, presenta su vida más allá de la pandemia

04 de abril de 2022

Correr, jardinear y leer novelas, poesías o ensayos, es la forma en la que el Dr. Carlos Pérez, decano de la Facultad de Medicina y Ciencia, se desconecta de sus múltiples preocupaciones como uno de los infectólogos más reconocidos del país.

Carlos Pérez I Maratonista (002)

Los dos años de pandemia han convertido al decano de la Facultad de Medicina y Ciencia, Dr. Carlos Pérez Cortés, en una de las principales fuentes informativas sobre el Covid-19. Su punto de vista es frecuentemente consultado por medios de comunicación de todo el país.

En esta entrevista, nos cuenta sus otras pasiones. Cuando está lejos de la adrenalina diaria, el Dr. Pérez, disfruta de cosas tan sencillas como correr, jardinear o leer, llegando a terminar un libro de su interés en un par de días.

- Usted se define como deportista solitario, ¿cómo es eso?

Soy corredor, he corrido 21k y la maratón completa de Santiago. Tengo pendiente correr alguna maratón internacional. Soy solitario porque es un deporte que me permite practicarlo cuando puedo, a la hora que quiero, no tengo que ponerme de acuerdo con nadie. Es el momento en que puedo pensar con tranquilidad y me surgen ideas mientras voy corriendo, como bien lo explica Haruki Murakami en su libro De qué hablo cuando hablo de correr. Aunque el último tiempo comparto esta afición con una de mis hijas, que me ha acompañado en 21K.  Durante los últimos dos años he corrido menos, pero estoy retomando el hábito.

 -¿Escucha música cuando corre?

Mi lista de reproducción para salir a correr tiene artistas variados del rock y el pop de los años 70 y 80, bastante ecléctico.

-También es muy aficionado por la lectura ¿Cómo surge esto?

Como primera generación de universitarios en mi familia, he dedicado gran parte de mi vida a los estudios y a mi profesión. Sin embargo, desde muy niño he sido un buen lector y con los años he llegado a tener una biblioteca bastante completa que reúne prosa, poesía, y filosofía clásica y contemporánea, así como ensayos sobre diferentes temas. Seguramente esta colección pasará a mis hijas, algunas de las cuales han heredado el gusto por la lectura.

-¿Tiene algún autor favorito?

Soy bastante ecléctico, leo de todo, me gustan los ensayos sobre temas contingentes, pero también filósofos clásicos, poesía y también prosa para entretenerme. Me gustan varios autores latinoamericanos como Vargas Llosa, así como algunos chilenos. Para mi leer no es gastar el tiempo porque disfruto mucho haciéndolo.

- ¿Qué es lo último que leyó?

Poeta Chileno de Alejandro Zambra que me entretuvo mucho, La condición humana de Hannah Arendt y hace poco terminé Un verdor terrible de Benjamín Labatut, joven autor chileno emergente y recomendado incluso por Obama. También he leído todos los libros del historiador Yuval Noah Harari y me entretengo mucho con los texto de Michel Houellebecq. Entre los que terminé hace poco están también El Infinito en un Junco de Irene Vallejo y El último samurái de Helen DeWitt.

- ¿Es rápido para leer?

Sí, puedo leer un libro en uno o dos días si me gusta mucho.

 -¿Papel o Kindle?

Me gusta el papel. Mis hijas me regalaron un Kindle y aunque es más barato descargar libros y lo usé mucho en pandemia, no es lo mismo, a mi me gusta tener los libros y hojearlos.

-¿Cuál es el lugar favorito en su casa?

El jardín, que yo mismo ayudé a diseñar con una paisajista. Siempre estoy atento a su mantención, del riego, si se está secando una planta o hay que cambiarla, porque me gusta mucho y conozco algo de plantas y árboles, tengo libros especializados para ello. Incluso nuestro jardín apareció en una edición de la revista Vivienda y Decoración (El Mercurio).

 -¿Qué lo hace feliz?

Hoy me hace feliz estar con mi familia, un almuerzo de sábado en el que puedan estar todos, mi señora, mis cuatro hijas -una de las cuales vive fuera del país con mi yerno y dos nietos a quienes extraño mucho-. Disfrutando juntos el momento, viéndolos crecer bien.