Luis Bates: Democratizando el derecho mediante el balón

El ex ministro de Justicia y abogado, Luis Bates, es amante del deporte desde niño, especialmente del fútbol. Hoy, desde el Centro de Educación Ciudadana de la USS se ha convertido en un promotor del balompié como un elemento educativo dentro de la sociedad: “El fútbol es una fuente inagotable de aprendizaje para la vida”, asegura.

Luis Bates-democratizando-el-derecho-mediante-el-balón

Corrían los años 50 cuando Luis Bates jugaba fútbol con sus compañeros de Derecho de la Universidad de Chile– entre los que cuentan Hermógenes Pérez de Arce- y con quienes se vanagloriaba por su rapidez en la cancha: “Aprovechen mi velocidad”, les decía.

El futbol me ha acompañado mucho en la vida, yo se lo recomiendo a las generaciones jóvenes porque ayuda a fortalecer mente y físico”, comenta el abogado de 86 años y director del Centro de Educación Ciudadana de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales (CECUSS), quien se ha dedicado por más de una década a acercar “en fácil” las leyes a la ciudadanía.

“Cuando fui ministro de Justicia, uno se pasea por el país entero visitando pueblos y cárceles. Me fui dando cuenta de que el fútbol era una fuente educativa de primer nivel, porque es un deporte que llega a todos los sectores sociales”, indica. “Hablándole a la gente común y corriente de fútbol, puedes captar su interés para explicar los mensajes del derecho y la justicia a través del fútbol”, afirma Luis Bates.

De esta manera, y conjugando sus dos pasiones, ha logrado impartir un sinfín de talleres, charlas, libros y documentos en un lenguaje claro y comprensible, aportando a la vida cotidiana de cientos de personas. “Próximamente, queremos relacionar temáticas de derechos humanos con el fútbol femenino a través de conversatorios y un libro”, asegura sobre los pasos futuros del centro.

“La importancia del deporte a lo largo de la vida es inmenso, va formando valores y elementos para desempeñarse en la vida, y a reaccionar adecuadamente frente al triunfo y ante el fracaso. El fútbol es una fuente inagotable de aprendizaje para la vida”, finaliza.