USS culminó Diplomado en Innovación Alimentaria y Etiquetado Nutricional de Alimentos

Emprendedores de la industria alimentaria del Biobío formaron parte de un proyecto correspondiente a un Fondo de Innovación para la Competitividad, FIC, iniciativa ejecutada por la Universidad San Sebastián y financiada por el Gobierno Regional.

Trabajadores y/o emprendedores propietarios de 15 empresas del rubro alimentación del Biobío, recibieron sus certificados luego de realizar el Diplomado en Innovación Alimentaria y Etiquetado Nutricional de Alimentos, en el marco del Programa Centro de Asistencia Técnica a Pymes de Alimentos, CETAL, que ejecutó la Universidad San Sebastián.

Se trata de 22 personas pertenecientes a empresas dedicadas a la pastelería, producción de miel, elaboración de mermelada, frutos secos, empanadas, ceviches, quesos o productos congelados, entre muchos otros.

La iniciativa, al alero de la carrera de Nutrición y Dietética, corresponde a un Fondo de Innovación para la Competitividad, desarrollado por la USS y financiado por el Gobierno Regional Biobío. Además, tributa al Programa Territorial Hito Más Nutrición Más Vida, de Vinculación con el Medio en la sede Concepción.

“La obesidad, hipertensión y diabetes tienen su origen en la mal nutrición, con mucho mayor impacto a nivel poblacional que la pandemia del Covid-19 que tanto nos ha afectado. Con este esfuerzo buscamos ayudar a emprendedores a desarrollar productos nutricionales de mejor calidad, lo que conlleva a una mejor calidad de vida de los habitantes de nuestro país”, señaló Jorge Sabag, vicerrector de la U. San Sebastián, sede Concepción.

Líneas de acción

Por dos años, CETAL ofreció asistencia técnica en la elaboración de alimentos procesados de origen animal y vegetal de los beneficiarios, incorporando acciones de innovación en productos saludables, inocuidad alimentaria y comercialización en beneficio de la salud de las personas, además de promover las posibilidades de comercialización de productos de emprendedores regionales, proceso en el que intervino la carrera de Ingeniería Comercial.

“Recorrimos toda la región del Biobío para apoyar a nuestros beneficiarios y conocerlos in situ, en sus lugares de trabajo y producción”, detalló el académico de Vinculación con el Medio de Nutrición y Dietética, y encargado del Programa CETAL, Bautista Espinoza, quien profundizó en el programa, que contó con tres líneas de desarrollo: innovación alimentaria, mediante el uso de ingredientes saludables y propuestas de mejora en los procesos de elaboración; inocuidad alimentaria, con análisis biológicos de los productos, diagnósticos de buenas prácticas de manufactura y planes de mejoras, y comercialización e imagen de la Región como productora de alimentos procesados (con apoyo de Ingeniería Comercial), mejorando sus propuestas de diseño (marca) y material gráfico.

Asimismo, el Diplomado en Innovación Alimentaria y Etiquetado Nutricional de Alimentos permitió a los emprendedores recibir las herramientas para elaborar productos innovadores, saludables, atractivos organolépticamente y seguros, “adquiriendo valor y así mejorar la rentabilidad de las Pymes del sector alimentario de la región, con un fuerte compromiso ético y de responsabilidad social, por su impacto en la salud y la calidad de vida de nuestra población”, estableció Espinoza.

“Recibimos el conocimiento técnico para mejorar nuestro negocio y generar mayor impacto económico, y desde la seguridad de los alimentos, con muestreos y medidas de control que nos apoyan a ser mejores y contar con elementos diferenciadores de nuestro quehacer”, señaló Jacqueline Hidalgo, de la empresa Jacoagrof. “Agradecemos la experiencia, la pasión, la dedicación y la calidad de los académicos, realmente es una oportunidad que no olvidaremos”, expresó.

La ceremonia, realizada en dependencias del Campus Las Tres Pascualas de la USS Concepción, contó con la asistencia de académicos, directivos y estudiantes USS, y la presencia de Piero Blas, Jacqueline Burgos, Javiera Vargas y Diana González, consejeros regionales del Biobío.