Doctor en historia medieval y comentarista en Telemundo

José Manuel Cerda Costabal (43) ha dedicado gran parte de su vida a estudiar desde la historia de celtas y vikingos, hasta las humanidades digitales que han abierto un campo para aplicar la inteligencia artificial al análisis de datos provenientes de las distintas disciplinas de las humanidades. Es académico de la Facultad de Psicología y Humanidades y comentarista de series de televisión como: The Crown. A pocas semanas de adelantar la primera edición de su libro “Coronación. La monarquía británica en una sola semana”, prepara su viaje a la coronación del rey Carlos III y su performance como corresponsal NBCU Telemundo (EE. UU.).

Para muchos la tecnología podría competir u oponerse a los valores intrínsecos del ser humano, pero para José Manuel Cerda Costabal, académico de la Facultad de Psicología y Humanidades, no es así. “Si le atribuyes un valor por sí misma a la tecnología, corres el peligro que empiece a competir con los valores humanos, a que prime lo técnico en decisiones que son reprochables del punto de vista de la ética. Pero cuando tu consideras la tecnología como una creación humana, como un instrumento que nos facilita la vida, sabiendo que no es un fin en sí mismo como lo es la amistad, la familia y el amor, el potencial es tremendo”, explica.

José Manuel Cerda Costabal, doctor en Historia por la U. de Nueva Gales del Sur (Australia) y post doctorado en la U. de Oxford y de Saint Andrews, es un vértice donde confluye el conocimiento profundo que otorga la historia y las humanidades con toda la modernidad del siglo XXI, la inteligencia artificial, el metaverso y la educación de los sentidos. Fundó el Centro de Estudios de la U. Gabriela Mistral donde también fue decano de la Facultad de Humanidades y vicerrector académico y tiene un Canal de Youtubeademás, es muy activo en las redes sociales y hace años que edita el sitio edadmedia.cl.

 El académico sostiene que la inteligencia artificial puede contribuir a que las personas sean más eficientes. El Big Data puede aportar al análisis de millones de datos, a visualizarlos y vincularlos, lo que permite que el investigador agilice y potencie su trabajo.  Lo más importante, agrega, es que “la tecnología puede ser humanizadora solo si nos permite ahorrar tiempo para emplearlo en asuntos trascendentales para la vida. Estar más con nuestros amigos, con nuestras familias, conocernos y también a quienes nos rodean, empatizar y estar con aquellos que te necesitan, dedicarle ese tiempo que ahorramos con la tecnología a las actividades que nos hacen mejores personas”.

 Desde esa perspectiva, sostiene, que “los académicos universitarios que estamos en facultades de humanidades de distintas universidades del mundo, tenemos la obligación de sentirnos interpelados por la actualidad. Debemos ejercer un liderazgo para poder conducir esta revolución tecnológica hacia el bien común y al servicio de la humanidad. Se trata de otorgarle a todo este cúmulo de cambios vertiginosos sentido trascendental y ulterior como solo pueden hacerlo las humanidades”.

 Comentarista de TV  

Como estudioso de la monarquía británica, fue invitado a programas de televisión y radio, tras la muerte de la reina Isabel II, al punto que se convirtió en comentarista permanente en NBCU Telemundo (EE.UU.), cadena que lo llevará a Londres para comentar la transmisión en vivo de la coronación del rey Carlos III en mayo de 2023.

 Para ese entonces, la publicación de su último libro: “Coronación. La monarquía británica en una sola palabra”, ya estará disponible en las librerías. “Lo que nació como apuntes para la prensa, terminó como un libro pensado para todo público”, comenta.

 Su rol en la USS

 El doctor Cerda Costabal estará a cargo de programa de cursos de cultura que se van a incorporar a la formación integral de los estudiantes. Explica que será en un formato muy propio del siglo XXI.  La idea es entusiasmar a los estudiantes “con la historia y el contenido tan rico, ancestral y tradicional de las humanidades, pero entregado en un formato entretenido y adecuado a los canales de comunicación que utilizan los jóvenes. Con tecnología, metaverso, realidad inmersiva y con el compromiso multisensorial del estudiante con el contenido”.