El vital rol de los Cerefas en la fauna silvestre

12 de octubre de 2021

Académicos y estudiantes de la Facultad de Medicina Veterinaria, trabajan día a día en los Cerefas Concepción y De la Patagonia con la misión de entregar una nueva oportunidad a la fauna silvestre. Una nueva oportunidad de volar, caminar, migrar, hibernar y reproducirse.

 

Un animal silvestre es aquel que no está en contacto con personas, su hábitat es la naturaleza y depende de ella 100% para sobrevivir. Pero a veces, principalmente por la acción humana, voluntaria o involuntaria, sufren accidentes y necesitan ayuda profesional.

A través de exámenes clínicos y métodos especiales de diagnóstico, el equipo de los Centros de Rehabilitación de Fauna Silvestre (Cerefas) de la Universidad San Sebastián trata y rehabilita a estos animales con el propósito de reinsertarlos en su ambiente. “Muchas de las especies que llegan están amenazadas o en peligro de extinción”, cuenta Carola Valencia, encargada del centro en Puerto Montt, agregando que “cada individuo es importante en su ecosistema”.

¿Cuándo están listos para volver? “Se tiene como objetivo que recuperen sus instintos naturales”, explica Gabriela Del Águila, encargada del Cerefas, sede Concepción. “Para ello existen áreas de rehabilitación de aves, las cuales permiten extensos vuelos para recuperar la fuerza muscular, además de sectores destinados a la fauna marina, con piscinas para favorecer el nado”, agrega. Durante su estadía se procura que los animales silvestres tengan el mínimo contacto con las personas y ninguna relación con animales domésticos, para evitar que se acostumbren a la presencia del ser humano.

El equipo profesional y los estudiantes logran cosas tan impresionantes como ayudar a que un pingüino vuelva a caminar mediante fisioterapia y acupuntura, o que un tucúquere con el ala fracturada pueda volar nuevamente gracias a un tratamiento quirúrgico, medicamentos y rehabilitación comportamental.

Trabajo colaborativo 

La labor de los Cerefas se lleva a cabo gracias al trabajo conjunto con el Servicio Agrícola Ganadero (SAG), y el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca). Estas instituciones reciben el llamado de la ciudadanía para el rescate de los especímenes afectados y los trasladan a las dependencias de los Cerefas para brindarles la atención necesaria. Sin ellos, la recuperación de zorros, pingüinos, güiñas, lobos marinos, y otras especies que llegan a diario a los Cerefas USS, no sería posible. 

Es muy importante contar con un centro de rehabilitación como el de la USS, que tiene personal médico especializado y la infraestructura de un hospital, donde nuestros animales tienen acceso a exámenes de todo tipo, lo cual ha permitido brindarles la oportunidad de rehabilitarse y volver a su hábitat a algunas especies con serios problemas de conservación, como por ejemplo, las tortugas marinas o el pingüino de Humboldt”, dice director Regional (s) de Sernapesca Biobío, Iván Oyarzún.

 Codo a codo con los estudiantes

Álvaro Berríos, decano de la Facultad de Medicina Veterinaria USS

“Las actividades desarrolladas en los Cerefas impactan positivamente en la formación profesional y personal de nuestros estudiantes, quienes participan activamente en todas estas labores, desde el 3° semestre de carrera, fortaleciendo su formación profesional y generando en la comunidad una mayor conciencia para la conservación de nuestra fauna silvestre y sus ecosistemas. Esta es una importante actividad de Vinculación con el Medio, en la que todos los estudiantes de la carrera participan”.

Judit Martinez, estudiante sede Concepción

“Es una posibilidad excelente que la Universidad cuente con estos centros de rehabilitación y que forme profesionales preparados para tratar con fauna silvestre, además de la labor que hacen con las especies de la zona, contribuyendo a su conservación”.

Victoria Muñoz, titulada sede De la Patagonia

“En segundo año nosotros empezamos a hacer pasantías y ahí me di cuenta de que me gustaba la fauna silvestre. Cuando los conocí dentro de la clínica, tenerlos así de cerca y ver su comportamiento, me gustó mucho”.