Rector José Rodríguez: su primera entrevista en el cargo

02 de mayo de 2022

José Rodríguez es ingeniero eléctrico de la Universidad Técnica Federico Santa María, Doctor en Ingeniería por la Universidad de Erlangen y Premio Nacional de Ciencias Aplicadas y Tecnológicas. Hace menos de una semana asumió la rectoría de la U. San Sebastián, con la misión de consolidar el proyecto educativo de nuestra Casa de Estudios. Con lenguaje directo e ilustrando siempre sus ideas con anécdotas, el nuevo rector de la USS encabezó esta semana reuniones con representantes de toda nuestra comunidad. En medio de esa apretada agenda, se dio tiempo para responder esta entrevista, en la que es posible conocer sus reflexiones al momento de asumir su nuevo cargo.

José Rodríguez Pérez-el-hombre-tras-el-científico

Su enorme experiencia académica en el ámbito de la investigación y en la gestión universitaria, lo llevó a aceptar este nuevo desafío como rector de la  U. San Sebastián donde estará al mando por el período 2022-2026. “Las universidades son instituciones que tienen un gran impacto social, cultural y económico y esto es especialmente válido en regiones”, dice José Rodríguez.

El Premio Nacional de Ciencias Aplicadas y Tecnológicas sostiene que siente un gran aprecio por “el aporte de las universidades privadas jóvenes”, grupo al cual pertenece la USS. “Debo destacar la provisión de bienes públicos tales como una educación de calidad, generación de nuevo conocimiento, movilidad social y compromiso con la comunidad local. Esto último se evidenció muy claramente en esta pandemia”.

Confiesa que lo que le atrajo de la USS fueron cuatro cosas: “La primera, es que sea una institución regional, nacida en Concepción que se expande a otras regiones, llegando incluso a la capital. Segundo, su gran tamaño. Actualmente es una de las tres universidades más grandes de Chile considerando la cantidad de estudiantes, desarrollo que ha logrado en tiempo récord. Tercero, el adecuado manejo financiero que le ha permitido desarrollar una infraestructura de alta calidad y por último, los 5 años de acreditación por parte de la Comisión Nacional de Acreditación, lo que refleja un proyecto serio y de calidad”, señala el rector.

Perfil

José Rodríguez Pérez nació en Malalhue, un pequeño poblado de cerca de tres mil habitantes que queda a 97 kilómetros de Valdivia. ¿Cómo un joven de provincia llega a ser uno de los investigadores más destacados de Chile? En primer lugar, señala, “soy una persona con capacidades cognitivas comunes y silvestres. No soy un genio, ni un extraterrestre. Por lo tanto, mi experiencia sí les puede servir a otros”.

En segundo lugar -agrega-, “soy una persona perseverante para perseguir las ideas. Y lo más importante es que trabajo bien en equipo. La investigación no se hace solo encerrado en un laboratorio, se hace trabajando en equipo; y hoy se hace en redes internacionales de colaboración. Uno de mis escasos talentos es que siempre armo buenos equipos de trabajo: son cohesionados, muy motivados y que siempre alcanzan un muy alto desempeño. Otra cosa que he aprendido con los años es a delegar bien y a empoderar a los colaboradores. Y lo más importante de lo que he señalado, es que todos lo pueden hacer”.

Tras el Premio Nacional de Ciencias Aplicadas y Tecnológicas (2014) se esconde un hombre sencillo, que habla sin bemoles y con alma de profesor. Todo trata de explicarlo a través de una anécdota, una vivencia personal o un ejemplo, para acercar el conocimiento a las personas.

Entre sus facetas más destacadas está la de investigador. Su campo de estudio es la electrónica de potencia, especialidad que aborda el control, y la transformación de la energía eléctrica, empleando semiconductores de potencia y microprocesadores. Esta carrera lo ha llevado a generar más de 700 publicaciones, 300 de ellas en las revistas más prestigiosas del mundo.

De hecho, José Rodríguez es uno de los autores chilenos más citados en el mundo, siendo incluido por 8 años consecutivos en el listado de los Highly Cited Researchers, que reconoce a los científicos más influyentes del mundo, sobre la base de las citas de sus publicaciones.

Legado

Sobre el legado y la impronta que desea dejar en la USS, sostiene que “espero que la institución muestre claros avances en cada uno de los ejes definidos en el plan estratégico. En docencia, nos interesa mejorar las tasas de retención y la duración real de las carreras. En investigación, debemos aumentar el volumen de publicaciones en revistas indexadas y expandir esta actividad a las diferentes áreas del conocimiento. En vinculación con el medio nos interesa incrementar el impacto de nuestras actividades con las comunidades, muy especialmente en regiones. Todo esto cimentado en una gestión administrativa ágil y eficiente. Al final de mi trabajo me sentiré muy contento si la comunidad de la USS considera que esta institución es uno de los mejores lugares para trabajar y para estudiar”.