Crédito de emergencia con aval del Estado

08 de junio de 2020

Rector de la USS, Carlos Williamson plantea que “es indispensable la creación de un crédito de emergencia con aval del Estado para los estudiantes más vulnerables con cero interés y pagadero al egreso”.

Crédito de emergencia con aval del Estado

La crisis económica está golpeando los bolsillos de muchas familias chilenas, lo que se manifiesta en un aumento en las tasas de morosidad en el pago de los aranceles. ¿Pueden abordar las universidades un apremio de esta envergadura? En algunos casos, es una tarea titánica. En las instituciones sin aportes fiscales directos y que no están en gratuidad, el desafío se hace cuesta arriba.

carlos williamson-ussPero nuestra universidad ha tomado varias decisiones. Desde una rebaja de 50% en el copago de abril y mayo, reprogramando la deuda para 2021, hasta la decisión reciente de crear un Fondo de Becas por $6 mil millones, lo que permitiría, a partir de julio, rebajar el arancel de copago del segundo semestre en un 25% para una vasta mayoría de estudiantes.

Adicionalmente, en el caso de familias de estudiantes con situaciones muy adversas, ofrecer reprogramaciones de deudas a mediano y largo plazo, cuya extensión y monto alivie el ahogo financiero del presente.

Por cierto, lo anterior demanda rebajas importantes en los gastos y refinanciamiento de los pasivos. Además, hemos dispuesto convenir con académicos y administrativos rebajas en las remuneraciones base por seis meses, con tasas que van entre 6% y 15%, con excepción de las rentas menores, que no se verán afectadas. Aunque dolorosa, es una medida prudencial y responsable, además de acotada, cuyo único propósito es apoyar a miles de estudiantes que ven con razonable ansiedad cómo cumplir con sus compromisos financieros sin tener que abandonar o suspender sus estudios.

Los desafíos son enormes, y debemos enfrentarlos sin poner en riesgo la continuidad de estudios de una comunidad de estudiantes vulnerables, en un marco de financiamiento público discriminatorio e injusto.

Más aún, la aflictiva situación por la que atraviesan muchos planteles de educación superior ha vuelto a poner en la agenda de temas públicos el acceso a la gratuidad, lo que pone un peso adicional sobre las tensionadas finanzas públicas en los próximos años. En tal sentido, a fin de aliviar la presión actual por acceder a la gratuidad y, de paso, enviar una señal positiva a estudiantes e instituciones, especialmente si la crisis económica se profundiza, es indispensable la creación de un crédito de emergencia con aval del Estado para los estudiantes más vulnerables con cero interés y pagadero al egreso.

Carlos Williamson
Rector
Universidad San Sebastián

Vea la columna en Diario El Mercurio