Contribución Territorial

La Universidad San Sebastián por su origen regional, considera como un compromiso permanente e irrenunciable, el contribuir a la sociedad desde la realidad particular de cada uno de los espacios donde se encuentra inserta, y a partir de ella proyectar su aporte, amplificando su red de colaboración y conectándose con actores  interregionales, nacionales e internacionales. Esta visión permite potenciar la generación de nuevo conocimiento con aporte territorial, compartiendo experiencias con actores de distintos niveles que puedan repercutir en la mejora de la calidad de vida y el desarrollo sustentable de la región y el país.

Ese marco referencial, favorece estrategias de concentración de sus procesos vinculatorios, hacia territorios que siendo lugares de emplazamiento de sus diferentes sedes, presentan innovadoras oportunidades de desarrollo conjunto entre universidad y sociedad.

Considerando esta visión territorial, y la diversidad de ámbitos en que la Universidad puede involucrarse, y a fin de evidenciar la labor en la complejidad que demanda hoy la sociedad, se han definido cuatro dimensiones de impacto y sus propósitos, mediante las cuales la comunidad académica, en colaboración con otros actores, puede contribuir:

Crecimiento económico-productivo

Focalizado en impulsar el desarrollo económico integral del territorio y sus habitantes, generando nuevas capacidades.

Calidad de Vida

Busca proponer, implementar y evaluar acciones que apunten a mejorar la calidad de vida de la comunidad, propiciando la educación y el acceso a la salud integral bajo el concepto de “un mundo una salud”, impulsando mejoras en ámbitos educativos y fomentando la integración.

Medio Ambiente

Promover acciones que fomenten la preocupación por la protección de los ecosistemas y la gestión sostenible de recursos naturales.

Arte, Cultura y Patrimonio

Promover el acceso a la cultura, fomentando el cultivo de las artes y la valoración del patrimonio del territorio.

Desde la realidad regional se considera que el aporte en estas dimensiones está por esencia vinculado al desarrollo de los territorios y enraizado profundamente en las prioridades que hoy deben ser relevadas en la política pública. Así, la Universidad se transforma en un actor relevante al articular desde esta visión e involucrarse gradualmente en el diseño, implementación, evaluación y propuesta a la política pública, dando cuenta en ello del rol público de la Institución. Al mismo tiempo la Universidad puede contribuir en la disminución de barreras de acceso a conocimiento y servicios de mayor especialización, fortaleciendo la generación e instalación de capacidades en el capital humano local y el desarrollo continuo de las organizaciones e instituciones.

En particular, los impactos internos esperados de la VcM se agrupan en tres niveles:

a. Desarrollo institucional: el fortalecimiento de las habilidades de la universidad para establecer alianzas sostenibles con el medio, retroalimentación para un desarrollo curricular con mayor pertinencia a la realidad social.

b. Desarrollo profesional de los académicos: acceso a experiencias poco habituales en el ejercicio académico que permite vincularse con el conocimiento local. El mismo tiempo entrega la oportunidad para el desarrollo de proyectos sostenibles, vinculados con recursos y necesidades externas.

c. Fortalecimiento de la experiencia formativa e integral de los estudiantes: aportando en el logro de desempeños y aprendizajes disciplinares, así como también en el desarrollo de habilidades de ciudadanía, transversales, actitudinales, y su contacto con redes laborales y profesionales.

Proyectos Destacados

VcM en cifras Ver más arrow_forward_ios