Muelas del juicio: ¿por qué les tenemos tanto miedo?

06 de diciembre de 2019

Aparecen, en promedio, después de los 17 años y en torno a ellas se han creado un sinfín de mitos. ¿Qué son y por qué salen tan tarde? Aquí está la verdad de las muelas del juicio.

Muelas del juicio: ¿por qué les tenemos tanto miedo?

hugo-herreraMuchos sufren con la sola idea de ir al dentista, y el temor se dispara cuando escuchan muelas del juicio. ¿Son tan dolorosas como dicen? ¿Todos deben extraérselas? El Dr. Hugo Herrera, académico de la Facultad de Odontología de la Universidad San Sebastián acaba con el misterio:

  • También llamadas terceros molares, son las últimas en ser formadas en el proceso de erupción de dientes temporales y permanentes. Incluso hay casos de pacientes con cuartos molares, vestigio de nuestros antepasados.
  • Esta secuencia está determinada genéticamente, por lo que el crecimiento y desarrollo del ser humano determina como período normal que  aparezcan entre los 18 y los 25 años promedio.
  • En general es un mito que las muelas del juicio son dolorosas. Incluso la cirugía en manos de un profesional adecuado no debiese ser dolorosa.
  • Lo común es que cuando erupcionan se produzca un proceso infeccioso del saco que las envuelve, que puede contaminarse con las bacterias normales de la cavidad bucal.
  • Por la falta de espacio en nuestros maxilares, es común que salgan en malas posiciones o con déficit de espacio. Esto debido en gran parte al cambio en la dieta humana a través de los siglos.
  • Nuestros antepasados tenían más dientes y arcadas más grandes por su tipo de alimentación.
  • En general, el 90% de las muelas del juicio tiene indicación de extraerse, por no cumplir una función real y no participar en la masticación o incluso dificultad para lograr un buen aseo bucal. El especialista debe decidir.