¿Por qué estudiar Odontología en la USS?

Estudiando la carrera de Odontología en la Universidad San Sebastián, te vincularás de manera temprana y permanente con el medio y entorno sanitario, transformándote, a través de la experiencia, en un profesional de gran aporte para el sistema de salud actual.

Tendrás a tu disposición profesores de excelencia con formación en docencia universitaria, que te transmitirán la vocación por el trabajo bien hecho, con habilidades de autoaprendizaje, promoción, prevención, diagnóstico y rehabilitación en salud bucal. Todo esto a través de un modelo de enseñanza centrado en tus logros y orientado a las competencias.

La carrera tiene titulados trabajando exitosamente en establecimientos de salud públicos y privados o desarrollando postítulos en universidades nacionales y extranjeras.

Otras cosas que debieras saber sobre nosotros:

  • Contamos con Centros Clínicos propios en todas nuestras sedes y más de 70 convenios de Campos Clínicos a nivel nacional.
  • Estudiarás con metodologías innovadoras, como el Sistema de Aprendizaje Basado en Problemas (ABP), y la resolución de desafíos clínicos en grupos pequeños.
  • Tenemos Centros de Simulación Clínica Avanzados para tu acercamiento temprano a ambientes clínicos.
  • En las asignaturas con prácticas clínicas hay un profesor por cada 4 alumnos, con el mejor estándar existente.
  • Tenemos la máxima acreditación que se otorga nuestro país a una carrera: 7 años, además de contar con la acreditación ARCUSUR Internacional, por 6 años.

Perfil del Egresado

El/la Egresado – Titulado(a) de la carrera de Odontología de la Universidad San Sebastián, es un(a) profesional íntegro(a) que evidencia, tanto en el plano profesional como humano, el sello de la Universidad, basado en el Humanismo Cristiano. En virtud de ello, la Universidad resguarda que tanto en sus planes de formación profesional como en todos sus espacios formativos tributen a este sello.

El cirujano dentista de la Universidad San Sebastián es un profesional universitario que está preparado para desempeñarse en los ámbitos público y privado, y para participar en programas comunitarios de salud.

Conoce y comprende las bases científicas que determinan su quehacer profesional en el diagnóstico, tratamiento y prevención de la salud bucal y general de las personas, centrándose en las necesidades individuales o colectivas de la población. Toma decisiones clínicas, e interviene y trata al paciente, basándose en la mejor evidencia disponible y en consulta con éstos. Demuestra una rigurosa disciplina de las áreas de las ciencias biomédicas y de especialización, desempeñándose creativa y eficientemente.

En su desempeño profesional, valora la diversidad sociocultural, y se integra creativamente y con liderazgo en programas comunitarios de salud y se rige siempre por los principios bioéticos de su profesión sustentada en una sólida formación valórica.

Emprende colaborativamente el ejercicio clínico odontológico. Aprende de sus experiencias y tiene conciencia de la necesidad de actualización permanente en la práctica odontológica. Integra redes de trabajo interdisciplinario e intersectorial, de manera responsable y colaborativa.

Toma decisiones en torno a su proyecto de vida, utilizando los principios propios de la antropología del Humanismo Cristiano que, desde el bien, la belleza y la verdad, orienta la búsqueda de la felicidad y la virtud en la persona humana.

Propone, en su ámbito profesional, soluciones en torno a las problemáticas del mundo contemporáneo, considerando cuidadosamente la dignidad humana y el bien común, con el fin de promover la verdad, la justicia y la solidaridad.

Participa en la construcción de comunidades sociales y profesionales, colaborando en el desarrollo de proyectos que respondan a las necesidades del ámbito sociopolítico del país, resultantes del compromiso de una ciudadanía responsable con las personas y con el medio.