profesor-sala-clases-001-1024x683
Estudios
Lunes 26 Octubre 2015

Cuatro de cada 10 personas considera que la Educación Municipal es mala

En un sondeo realizado por el Centro de Estudios Universidad San Sebastián, los encuestados evidenciaron sus dudas sobre la efectividad de la Reforma Educacional y la Ley de Inclusión que se aplicará a partir del 2016.

La Reforma Educacional ya tiene como primer proyecto de ley aprobado la Ley de Inclusión, que hizo que los colegios administrados por sostenedores particulares optaran por convertirse en Corporaciones o Fundaciones para que sus alumnos accedieran al derecho a la subvención estatal.

fabian-riquelme-cruz-001Así, esta ley comienza a regir el 1 de marzo de 2016 y será entonces cuando se verán las verdaderas dimensiones del cambio, mientras tanto, el Centro de Estudios de la Universidad San Sebastián realizó un sondeo con el propósito de obtener un panorama sobre qué piensa la población sobre los efectos de esta parte de la reforma. Como lo explica Fabián Riquelme, director del Centro de Estudios USS, “estamos presenciando inyecciones en materia de presupuesto de la nación nunca antes vistas en Educación Escolar, específicamente la Ley de Inclusión (fin al lucro, copago y selección al sistema escolar) y otras subvenciones, sin embargo, existe poca confianza en que mayores recursos son sinónimo de progreso”.

En el sondeo de la USS se advierte escepticismo, sobre todo en los segmentos con mayores ingresos, respecto de si tendrá algún impacto en la calidad de la educación o si se estrecharán las brechas entre la educación pública y privada. De esta forma, un 42% de los encuestados piensa que la gratuidad impactará de manera positiva a la clase “Media”. En tanto, cabe destacar que al analizar por nivel socioeconómico, se aprecia que los más optimistas son los de clase “Media”, con un 46%.

Geraldine-Jara_Académica-USS-205x300Si bien un 52% de los encuestados no cree que la gratuidad contribuya a disminuir la brecha entre la educación pública y la privada, esto no se da de igual manera en los distintos estratos socioeconómicos, ya que se rompe la tendencia en el nivel “Bajo”, donde los que sí creen que contribuirá superan a los que no con un 56%. En este punto, la Vicedecana de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad San Sebastián, Geraldine Jara, opina que “la gratuidad como política pública apunta a la inclusión desde las oportunidades, entendiendo éstas como la posibilidad que existen cuando cualquier niño o niña tiene acceso a un establecimiento, independiente de la situación socioeconómica de su familia. Esto se traduce en menor segregación principalmente en el nivel socioeconómico bajo, como lo refleja el estudio de opinión”.

 La gratuidad como política pública apunta a la inclusión desde las oportunidades, entendiendo éstas como la posibilidad que existen cuando cualquier niño o niña tiene acceso a un establecimiento, independiente de la situación socioeconómica de su familia.

El caso más representativo está en quienes piensan que con la gratuidad los resultados de indicadores como SIMCE o PSU, seguirán igual (37%), en el resto de los casos se aprecia que los más negativos “Nada + Poco” son los del NSE “Alto” (40%), contraponiéndose a los más positivos con la iniciativa del gobierno, al NSE “Bajo” (40%).

Sobre una posible migración de estudiantes a la educación privada, al analizar los datos se observa que 46% la población encuestada cree mayormente que habrá una migración significativa (Algo + Mucho). En cuanto a la distribución de los niveles socioeconómicos todos se comportan de manera similar, no existiendo diferencias significativas entre ellos.

Sin embargo, el sondeo arroja que 4 de cada 10 personas piensa que la educación municipal es “Muy mala o Mala”; si bien los datos a nivel socioeconómico se distribuyen de manera similar el más negativo es el NSE “Alto”, superando en un 8% al nivel “Medio” que le sigue. Para Geraldine Jara, no es extraño constatar que las personas piensan que la educación municipal es “mala”, “entendiendo que esta  se ha tenido que encargar de todos los estudiantes de contextos vulnerables y el enorme desgaste que esta situación reviste, además con familias que tienen problemas para acompañar el proceso y en su mayoría no podrían explicar que es calidad educativa, siendo usuarios complejos del sistema, versus los establecimientos particulares que seleccionan por nivel socioeconómico según su arancel, y generalmente encargan a las familias un “recorrido” de especialistas cuando tienen que trabajar con niños y niñas que no van a un ritmo rápido de aprendizaje”.

No es extraño constatar que las personas piensan que la educación municipal es “mala”, entendiendo que esta  se ha tenido que encargar de todos los estudiantes de contextos vulnerables y el enorme desgaste que esta situación reviste.

La vicedecana de Educación de la USS va más allá, explicando que “esto se  corrobora año a año por los resultados del SIMCE, sin ahondar en los factores que explican sus resultados. Al parecer nuestras cifras de desigualdad y las diferencias de nivel socioeconómico no tienen suficiente fuerza para respaldar medidas como la gratuidad y la no selección. Por último, cabe recordar que los resultados se explican desde el nivel socioeconómico de las familias, perpetuando la segmentación y restringiendo las posibilidades a los que no pueden costear una educación de calidad”.

De esta forma la mayoría de los encuestados es optimista ante el nuevo escenario impuesto por la reforma educacional, con un porcentaje no menor del 9% que cree que de ninguna manera la nueva medida será de utilidad para el país. Y así, 1 de cada 2 personas cree que se favorecerá la inclusión (Algo + Mucho) con la nueva reforma educacional, siendo el NSE “Medio” el más positivo con las expectativas, cabe mencionar que a la hora de ser negativos el NSE “Alto” es quien se lleva los honores, ya que 4 de cada 10 personas piensa que el efecto de la reforma será “Poco” y/o “Nada”.

En conclusión, para director del Centro de Estudios de la USS, Fabián Riquelme, “habría que esperar medidas que apunten al aula, más que a las que hacen posible acceder a la educación, sobre todo cuando esta evidencia desde hace muchas décadas, desgaste y estancamiento”.

Estudio realizado por:

fabian-riquelme-cruz-001
Fabián Riquelme
Director Centro de Estudios U. San Sebastián
Geraldine-Jara_Académica-USS-205x300
Geraldine Jara
Vicedecana Facultad Ciencias de la Educación