Consumo de alcohol
Noticias
Martes 11 Septiembre 2018

Consumo de alcohol: ¿Por qué nos afecta distinto?

El consumo de alcohol altera la forma de percibir el entorno, hace perder la coordinación y perjudica el habla. Es así: tu conducta se altera y genera otros trastornos como la resaca. Pero, si no lo sabes, esta no es igual para todos. ¿Quieres saber por qué? Te lo contamos acá. 

El alcohol puede estimular la secreción de neurotransmisores y entre ellos está la dopamina, que estimula el placer y la sensación de recompensa. Ahora bien, eso va a ser interpretado por cada persona de manera distinta. Por eso es que hay algunas personas que se liberan y muestran una personalidad más desinhibida, mientras que otros se reprimen, se vuelven alegres o tristes.

Pero eso no es todo: cuando una persona ha bebido en exceso se producen dificultades para hablar y eso “tiene que ver con que el cerebro es incapaz de coordinar los movimientos y los músculos de la lengua”, asegura el Dr. Álvaro Álvarez, académico de Bioquímica USS.

Consumo de alcohol: ¿Por qué no todos tienen “caña”?

Lógicamente, el principal responsable de la resaca es haberse tomado unas copas de más. Sin embargo, Álvarez señala que desde el punto de vista biológico también existe un responsable. Se trata de un compuesto denominado acetaldehído que “es uno de los metabolitos a nivel hepático del etanol y que es el que interviene en lo que conocemos como resaca además del rubor facial”.

Sabemos que hay varias manifestaciones de la resaca como el dolor de cabeza, mareos, enrojecimiento del rostro, sensación de malestar general y deshidratación debido a la acción diurética del alcohol (eliminar líquido).

Pero hay algo que debes saber: mientras más se acumule este compuesto en el organismo, peor es el malestar. Hay personas que tienen resacas espantosas y otras que toman y no les sucede nada. La diferencia es que una de ellas acumula muy fácilmente el acetaldehído porque le faltan ciertas encimas. Por otro lado, están quienes sí tienen activas las enzimas para metabolizar adecuadamente el alcohol y se ven liberados de este malestar más intenso.