Drukwerk
Noticias
Jueves 01 Septiembre 2016

Rol de los padres en la tarea de definir la vocación

Académico Fernando Conteras, explica que es adecuado presentar al adolescente opciones profesionales a partir de las habilidades e intereses que hemos visto y experimentado con ellos como forma de orientar su decisión.

 

Fernando-ContrerasLa vocación de los hijos suele ser una preocupación de los padres una vez que éstos ingresan en la enseñanza media. En este sentido, es común que ellos esperen que los intereses de sus hijos sean coherentes con sus propias aspiraciones o, al menos, que muestren mayor interés por profesiones o carreras que se consideran tienen una mayor estatus social y económico.

Es así que los padres pueden anteponer criterios pragmáticos a la hora de orientar a sus hijos en la elección de una profesión, aspectos que, si bien son considerados por los adolescentes, tienen menor relevancia en comparación con sus propios intereses y habilidades.

Es adecuado presentar al adolescente opciones profesionales a partir de las habilidades e intereses que hemos visto y experimentado con ellos como forma de orientar su decisión.

El reconocer los propios intereses y habilidades no es un proceso fácil, sobre todo en la adolescencia, que se caracteriza por un proceso de exploración constante. Esto implica cambios frecuentes en los intereses declarados, muchas veces influenciado por información que se recibe de los padres o los amigos. No debemos olvidar que se encuentran aún en el proceso de consolidación de su identidad, por tanto, no es de extrañar que a veces opten en función de lo que les señalan otros. En este sentido, es adecuado presentar al adolescente opciones profesionales a partir de las habilidades e intereses que hemos visto y experimentado con ellos como forma de orientar su decisión.

Optar por una carrera es una decisión importante y no de fácil resolución, las distintas opciones profesionales, instituciones, perspectivas laborales, expectativas, todos son aspectos que se sopesan previo a la elección. Esto sumado a la habitual pregunta “¿qué quieres estudiar?” suele generar un importante nivel de ansiedad. Tener conciencia de que es importante orientar y apoyar los intereses de los hijos, aunque sean distintos a los nuestros, no es fácil, requiere que nosotros como padres los dejemos crecer, independizarse y responsabilizarse de sus acciones. En este proceso nos corresponde acompañarlos, alentarlos y acogerlos cuando se equivocan.

Tener conciencia de que es importante orientar y apoyar los intereses de los hijos, aunque sean distintos a los nuestros, no es fácil, requiere que nosotros como padres los dejemos crecer, independizarse y responsabilizarse de sus acciones.

Es bueno decirles directamente lo que a nosotros nos gustaría que estudiaran, pero dejándoles muy claro que la decisión es de ellos y que estaremos siempre apoyándolos.

A su vez, como padres nos corresponde favorecer que nuestros hijos aprendan que todo trabajo y profesión son valiosos, reconocer que el trabajar es significativo en sí mismo y no solo un medio de subsistencia. De esta forma, como modelos, es recomendable que nos vean satisfechos con nuestros empleos y profesiones, que si bien pueden haber aspectos que no nos agradan, hay otros positivos y valorados por nosotros. Además, el contarles nuestra experiencia cuando optamos por nuestras profesiones o cómo comenzamos a trabajar, y lo que hemos logrado gracias a ello, les entrega una perspectiva positiva del trabajo, además de ayudarlos a identificar sus propios intereses y habilidades.

Fernando Contreras
Académico Facultad de Ciencias de la Educación
Universidad San Sebastián

Vea la columna en diario El Sur