Woman Shopping Online
Noticias
Jueves 14 Julio 2016

Los desafíos y beneficios que trae la Facturación Electrónica

Las empresas urbanas con ingresos anuales entre los 2.400 y 100 mil UF tienen plazo hasta el 1 de agosto para sumarse al sistema que considera etapas hasta el 1 de febrero de 2018 cuando deban incorporarse las rurales de menor tamaño.

 

La ley N°20.727 del 31 de enero de 2014 establece la obligación gradual para las empresas de emitir sus facturas en formato electrónico. En particular, este 1 de agosto deben cumplir con esta obligación aquellas empresas urbanas clasificadas como Pequeñas y Medianas.

karin-bravo-fray-001Aunque la emisión de facturas electrónicas en nuestro país ya está vigente desde el 2003, la legislación mencionada anteriormente ha fijado un calendario para que las empresas según su tamaño se vayan integrando a este sistema de facturación.

La facturación electrónica en Chile comenzó con un plan piloto en agosto de 2002, que consideraba ocho empresas representativas de distintos sectores económicos. Luego, a partir de septiembre de 2003, la Resolución Exenta N°45 del Servicio de Impuestos Internos, SII, da inicio a un proceso de inscripción masivo a este sistema. Durante los siguientes años el SII se encargó de mejorar los sistemas, para posteriormente buscar la universalidad de este sistema de facturación.

El SII define la factura electrónica como un documento digital legalmente válido como medio de respaldo de las operaciones comerciales entre contribuyentes, que reemplaza a las facturas tradicionales de papel.

El SII define la factura electrónica como un documento digital legalmente válido como medio de respaldo de las operaciones comerciales entre contribuyentes, que reemplaza a las facturas tradicionales de papel. El ser facturador electrónico habilita al contribuyente como emisor y receptor de Documentos Tributarios Electrónicos (DTE) como por ejemplo: factura electrónica, nota de crédito, nota de débito y guía de despacho.

Entre las características que tiene este documento está el hecho de ir firmada digitalmente por el emisor, su numeración es autorizada vía internet por el SII, es impresa en papel normal, evitando incurrir en costos de imprenta, su validez es consultada en la página web del SII y los contribuyentes autorizados como emisores electrónicos pueden seguir emitiendo facturas tradicionales y quedan habilitados para recibir electrónicamente los DTE que le envíen otros contribuyentes.

Calendario de ingreso

El SII ha definido tres etapas para que los contribuyentes ingresen al sistema de facturación electrónica. Esto dependerá de los ingresos anuales por ventas y servicios que las empresas tengan en el último año calendario y si su ubicación es urbana o rural.

grafico

Fuente: SII

Considerando el valor actual de la UF de $26 mil aproximados, las ventas anuales para que una empresa sea considerada de tamaño grande deben superar los $2.600 millones. Las empresas pequeñas y medianas deben tener ventas entre $62,4 millones y $2.600 millones, y aquellas empresas que no superan los $62,4 millones se consideran microempresas.

Los principales beneficios de la facturación electrónica son el ahorro en el costo por impresión, despacho y almacenamiento de documentos , el ahorro en tiempo por la eliminación del timbraje, costos de traslado y tiempo de espera, y eliminación del riesgo por la pérdida de los documentos.

Los principales beneficios de la facturación electrónica para el contribuyente son el ahorro en el costo por impresión, despacho y almacenamiento de documentos tributarios, el ahorro en tiempo por la eliminación del timbraje de los documentos tributarios físicos en el SII, sus costos de traslado y el tiempo de espera, y la eliminación del riesgo por la pérdida de los documentos tributarios físicos.

Por otro lado, para la entidad fiscalizadora, en nuestro país el SII, la masificación de la facturación electrónica trae los beneficios de disminuir la circulación de facturas falsas, descongestiona las oficinas del SII por el trámite de timbraje de documentos tributarios y permite una verificación más rápida de documentos. Todo lo anterior contribuye con uno de los principales objetivos de la última reforma tributaria respecto a disminuir la evasión tributaria e incrementar la recaudación de impuestos.

Sistemas de emisión

Los contribuyentes podrán emitir facturas electrónicas eligiendo una de las siguientes alternativas de sistemas de facturación:

-Sistema de Facturación Gratuito del SII.

-Sistema de Facturación de Mercado, donde los contribuyentes pueden adquirir en el mercado un software que les permita operar con factura electrónica o pueden construir un software propio según las especificaciones indicadas por el SII.

En el mercado existen actualmente más de 40 empresas dedicadas a la facturación electrónica, algunas con más de 10 años de experiencia.

Estadísticas del SII

Durante el año 2015, se inscribieron en facturación electrónica 71.866 empresas, de las cuales, el 90,5% lo hizo a través del sistema de facturación gratuito del SII.  Al mismo año, la participación de la facturación electrónica corresponde al 77% del total de facturas emitidas en el país.

A abril del año 2016 ya son casi 240 mil las empresas que han sido autorizadas para la emisión de facturas electrónicas, de las cuales el 85% solicita utilizar el sistema de facturación gratuito entregado por el SII.

Quedan pocos días para que pequeñas y medianas empresas  urbanas puedan adherirse a este sistema de facturación. El SII ha realizado un proceso de difusión a los contribuyentes, informando a aquellas empresas que deben ingresar a este sistema, mediante mensajería y en “Mi SII”, sitio web al que puede acceder cada contribuyente con su clave de ingreso, y mediante correos electrónicos a los contribuyentes.

grafico2

Fuente: SII

Karin Bravo Fray
Académica Ingeniería Comercial
Universidad San Sebastián

Vea el artículo en diario Concepción.