flor_floripondio_USS
Noticias
Miércoles 29 Abril 2015

Intoxicaciones por té de floripondio

Cada cierto tiempo se dan a conocer casos de jóvenes o adultos que se han intoxicado y se encuentran al borde de la muerte por haber ingerido infusión o té de floripondio. Esta planta provoca alucinaciones a nivel visual, auditivo y táctil, haciendo muy difícil para la persona la diferenciación con la realidad.

 

Hace algunas semanas se dio a conocer la muerte de una joven de 19 años por el consumo de Floripondio. Su nombre científico es Brugmansia arbórea L, es una especie del género Brugmansia, de la familia de las Solanáceas, que se encuentra ampliamente distribuida por América Central y del Sur. “Es un arbusto que puede alcanzar hasta 5 metros de altura, caducifolio, que florece de verano a otoño con hermosas flores blancas aromáticas de 30 centímetros. En la cosmovisión indígena es una planta utilizada por los chamanes. Aquellos que la han usado en forma exclusiva han tenido una vida considerablemente más corta que aquellos que se dedican a otras especies”, explica Ana Riquelme, docente de Química y Farmacia de la Universidad San Sebastián.

De acuerdo a la académica “todas las partes de esta planta son tóxicas, sobre todo las semillas, ya que contienen como principios activos alcaloides, de los cuales el más abundante es la escopolamina, que actúa bloqueando receptores cerebrales, deprimiendo a los impulsos de los terminales nerviosos. Generalmente es de muy larga duración, se describen casos de 72 horas después de la ingesta de infusión.”

Todas las partes de esta planta son tóxicas, sobre todo las semilla, ya que contienen como principios activos alcaloides

Los signos y síntomas que produce el consumo de esta planta son disminución de la secreción salival, sed, alteraciones de la deglución y habla, dilatación de las pupilas con reacción lenta a la luz, visión borrosa, hipertensión, taquicardia y enrojecimiento de la piel e hipertermia, que puede ser hasta de 42 °C. “La intoxicación es muy peligrosa y genera vómitos, arritmias cardíacas, taquicardia severa, insuficiencia respiratoria, convulsiones, coma y muerte”, comenta Ana Riquelme.

La dosis activa es muy cercana a la letal, a diferencia de otras sustancias utilizadas con fines recreacionales. Asimismo, los alcaloides contenidos en la planta varían dependiendo de factores, como la hora de la cosecha, parte de la planta utilizada, época del año y calidad del suelo, entre otros.

Provoca alucinaciones a nivel visual, auditivo y táctil, haciendo muy difícil para la persona la diferenciación con la realidad

Entre sus consecuencias más allá de la misma muerte hay estudios que indicaron que “en el sistema reproductor masculino de ratón la Brugmansia arbórea L disminuye el peso del testículo y la concentración de espermatozoides, aumentando también las malformaciones de ellos y afectando la fertilidad”, explica la docente de la Universidad San Sebastián.

Vanessa Sola C.
Prensa USS