El imperativo de humanizar la atención de salud

20 de febrero de 2020

En los últimos 20 años se ha reformulado la relación asistencial, inspirando con nuevos valores el vínculo entre profesional de la salud y paciente, en la misión de satisfacer las necesidades a nivel físico, emocional y social.

El imperativo de humanizar la atención de salud

Puede resultar paradójico hablar de “humanización” de la atención sanitaria, considerando que ésta se entrega precisamente al ser humano. Sin embargo, en los últimos 20 años se ha reformulado la relación asistencial, inspirando con nuevos valores el vínculo entre profesional de la salud y paciente, en la misión de satisfacer las necesidades a nivel físico, emocional y social.

Ernesto San Martín-2Ciertamente una enfermedad cambia la sensibilidad de las personas, al generar una sensación de vulnerabilidad difícil de abstraer, en que conductas individuales como la “cosificación” del paciente, la indiferencia, el trato inadecuado o las faltas de respeto a sus creencias personales, tienen un alto impacto negativo en la persona que padece una patología y trata de sobrellevar un estado complejo por naturaleza.

En la actualidad, la necesidad de “humanizar” la atención de salud se ha transformado en un imperativo para los profesionales sanitarios, quienes han observado que la mayor tecnificación de la asistencia, derivada del acelerado avance tecnológico y científico, ha generado una gran asimetría de poder entre los trabajadores de la salud y los pacientes.

A esto se suma la presión por mejores resultados operacionales, lo que puede generar situaciones en que se devalúe la esencia propia de la atención de salud: una relación noble y dignificante entre iguales, construida desde la confianza, empatía y respeto, en reconocimiento del profundo valor del ser humano.

Humanizar la atención sanitaria es un mandato ético, en que rediseñamos los principios que inspiran nuestra conducta en el ámbito de la salud, centrando ahora la mirada en los pacientes y su dignidad inherente antes que en la enfermedad, con la aspiración de lograr un sistema de salud en que los usuarios sean considerados como seres humanos en un sentido integral.

Ernesto San Martín Zúñga
Director de Postgrados Facultad de Medicina y Ciencia
Universidad San Sebastián

Vea la opinión en La Discusión de Chillán