Bacterias: ¿Qué tan resistentes se están haciendo a los desinfectantes?

16 de octubre de 2020

Muchos desinfectantes han encontrado resistencia por parte de las bacterias, dice el doctor en microbiología de la U. San Sebastián, Claudio Figueroa.  

Bacterias: ¿qué tan resistentes se están haciendo a los desinfectantes?

Siempre se nos ha dicho que, para limpiar un lugar basta una buena desinfección. Así, virus, bacterias y otros microrganismos desaparecían de inmediato, dando seguridad y tranquilidad. Y en pandemia, esta práctica se intensificó más, ya que el uso de cloro, aerosoles o amonio cuaternario -por nombrar algunos- se han hecho más frecuentes en los hogares. 

No obstante, hay un tema que está tomando fuerza en la comunidad científica, y es el hecho de que existe numerosa evidencia que muestra la resistencia de las bacterias a los desinfectantes, lo que abre todo un replanteamiento del uso de estas sustancias y el cómo tratar estos microbios.

claudiofigueroa150x150¿Qué implicaría que las bacterias se hagan resistentes, por ejemplo, al amonio cuaternario u otro liquido de limpieza? Según el doctor en Ciencias Biológicas y docente de la Universidad San Sebastián, Claudio Figueroa, “el que haya resistencia a compuestos desinfectantes representa un desafío que es necesario abordar en el corto plazo, debido al riesgo que supone este tipo de organismo y que puede potencialmente causar enfermedades”.

Explica que “los microorganismos cuando son sometidos a un daño, suelen evolucionar y desarrollar mecanismos de respuesta frente a esta agresión. Este mecanismo explica lo que ha pasado con los antibióticos y la aparición de las resistencias por parte de las bacterias”.

Asegura que “en el caso de los desinfectantes, el aumento en el uso de estas moléculas en diversos ambientes producto de la pandemia ha permitido que especies bacterianas estén en contacto permanente con agentes desinfectantes y puedan desarrollar mecanismos de resistencia. Esto sumado a que muchas veces se aplican estas moléculas desinfectantes en tiempos, concentraciones o condiciones ambientales que no permiten la eliminación eficaz de microrganismos, lo que favorece la aparición de estos mecanismos de resistencia”.

Asimismo, el Dr. Figueroa puntualiza que es “importante la correcta aplicación de estas moléculas y racionalizar su uso en las condiciones apropiadas, ya que la experiencia muestra que la mala aplicación de métodos de control del mundo microbiano contribuye a la expansión en ambiente de este tipo de microorganismos”.