Mascotas no deben probar la cena de Año Nuevo

30 de diciembre de 2019

Año Nuevo es una noche importante, las mascotas pueden compartir con la familia, pero prepáreles algo especial como pollo sin piel ni huesos, pavo o carnes magras.

Mascotas no deben probar la cena de Año Nuevo

No es extraño que durante fechas especiales aumente el número de consultas en los centros veterinarios debido a la abundancia de comida que también resulta atractiva para las mascotas. Muchos propietarios no dudan en regalonear o se rinden ante la mirada de sus perros o gatos compartiendo parte de estas cenas especiales con ellos o bien dándoles lo que queda.

Antonio BizamaEsto puede ser riesgoso para nuestros amigos, pues considere lo siguiente: las cebollas y ajos son tóxicos para caninos y felinos, preparados de cualquier forma ya sea crudos o cocidos, en comida china o pizzas, entre otras. Estos contienen una sustancia llamada n-propil disulfuro que induce anemias intensas que pueden llegar a ser fatales.

El chocolate, otro alimento que abunda en estas fiestas, contiene teobromina, un alcaloide que es químicamente similar a la cafeína, pero los perros lo metabolizan en forma deficiente y pueden intoxicarse llegando incluso a tener convulsiones.

Los mariscos contienen un polisacárido llamado quitina que se halla en el caparazón de los crustáceos, los perros son deficientes en su digestión pudiendo sufrir cuadros digestivos. También son poco eficientes digiriendo lácteos, por lo que evite dar lácteos o sus derivados. En el caso de los alimentos grasos o embutidos, se ha visto que existe una correlación entre ellos y la presentación de pancreatitis aguda en perros.

En síntesis, como Año Nuevo es una noche importante, las mascotas pueden compartir con la familia, pero prepáreles algo especial como pollo sin piel ni huesos, pavo o carnes magras, no utilice aliños, solo sal y un poco de aceite.

Antonio Bizama Reyes
Académico de Medicina Veterinaria
Universidad San Sebastián

Vea la columna en La Estrella de Concepción