Pedro y el Lobo, un cuento musical en tu comuna

La Orquesta Sinfónica de la Univesidad San Sebastián concluyó la gira de esta producción audiovisual que recorrió varias comuna de la región del Biobío y que contó con la participación de 37 músicos, además de dos actores, quienes dieron vida a esta novedosa interpretación en formato digital del clásico cuento de Sergéi Prokófiev. 

Pedro y el lobo un cuento musical en tu comuna Universidad San Sebastian

 

Pedro y El Lobo, un cuento Musical en tu Comuna, llevó el reconocido concierto educativo de Sergei Prokófiev a más 7 mil hogares, principalmente de ocho comunas de la Región del Biobío, entre fines de julio y fines de septiembre de 2021.

Este proyecto, desarrollado por Extensión Cultural de la Universidad San Sebastián y financiado por el Gobierno Regional del Biobío, originalmente fue formulado como una gira presencial que se iba a desarrollar en 2020. “Sin embargo, a raíz de la pandemia, sufrió una importante transformación y luego del replanteamiento y aprobación por parte del gobierno regional, se puso en marcha”, señala Pilar Calderón, jefa de Extensión Cultural de USS, sede Concepción y responsable del proyecto.

En cuanto las condiciones sanitarias lo permitieron, se vivió un momento clave: los ensayos generales y la grabación en el casino de la Sede Concepción de la USS, donde se reunieron el narrador y los casi 40 músicos de la Orquesta Sinfónica de la Universidad San Sebastián, dirigida por Jesús Rojas Tapia.

Más allá del importante logro de llegar con una obra musical reconocida a público diverso de distintos puntos geográficos, el proyecto dio cabida a la experiencia del encuentro con la música interpretada presencialmente, después de más de un año de esfuerzos grabando desde las casas para luego ensamblar el resultado del conjunto”, puntualiza Pilar Calderón.

El reencuentro de los músicos de esta orquesta, que suma a profesionales y a quienes interpretan un instrumento como una actividad anexa a sus estudios o trabajo, fue todo un hito para la música en la región y, “probablemente en el país”, dice Calderón. Y agrega: “Un acto que, sin duda, requirió de valentía, pese a haber tomado todos los resguardos sanitarios, y que se tradujo en una interpretación que sumo a su calidad, la calidez de la emoción”.

 

El trabajo de edición correspondiente, que sumó a la música el teatro de objetos a cargo de los actores Francisco Carvajal Cancino y Andrés Pérez Venegas, dio origen al video del concierto Pedro y El Lobo de Sergei Prokófiev.

Cuando estuvo listo el material audiovisual, se desarrolló la serie de estrenos exclusivos en las redes sociales de municipalidades y/o centros culturales de distintas comunas: Comenzó el 31 de julio en Tucapel, y concluyó en Chiguayante el 26 de septiembre. Sin duda fue clave la colaboración de varias contrapartes: la Municipalidad de Tucapel; el Centro Cultural y la Municipalidad de Arauco; el Centro Cultural y la Municipalidad de Tomé; la Corporación Cultural Municipal de Los Ángeles y su Municipio; la Municipalidad de Cabrero; la Municipalidad de Santa Juana; la Municipalidad de Antuco y La Casa de la Cultura, la Sala de Artes Escénicas y el Municipio de Chiguayante.

Un experiencia educativa

El cuento musical Pedro y el Lobo fue creado con fines pedagógicos y el proyecto tenía entre sus objetivos el de generar impacto en el nivel educativo artístico de los asistentes. Por ello, la última actividad asociada a él fue la charla “Claves para un mejor aprovechamiento educativo del concierto Pedro y el Lobo”, que ofreció a abuelos, padres, profesores, estudiantes de pedagogía o guías de niños de distintas edades, algunas claves para aprovechar mejor este concierto y entusiasmar a los niños con la música clásica. Dicha actividad estuvo a cargo de la músico, gestora cultual y tallerista Valentina Maza Valenzuela y  aportó estrategias y material anexo para trabajar con los niños.

“Les invitamos a compartir el concierto tanto desde las redes sociales de las instituciones asociadas, como desde el YouTube de Vinculación con el Medio USS, así como las fotos, la charla y el material didáctico. De ese modo, nos ayudarán expandir aún más su efecto para que siga teniendo repercusión en la formación musical de la comunidad, especialmente de los niños”, concluye Pilar Calderón.