Formación Práctica y Vinculación con la Escuela

La formación práctica es uno de los ejes articuladores del curriculum en las distintas carreras de la Facultad de Educación. En este espacio convergen elementos propios de la labor docente que están presentes en cada uno de los desempeños declarados en el perfil de egreso de cada carrera, articulados con los estándares de la profesión docente.

Las carreras de la Facultad consideran prácticas a lo largo de toda la trayectoria formativa, promoviéndose la focalización territorial del trabajo que se realiza con los centros de práctica y velando por que los estudiantes tengan experiencias en distintos contextos, buscando mejorar los niveles de aprendizaje tanto de la escuela como de nuestros profesores en formación.

Las asignaturas de la línea de prácticas permiten al futuro docente incorporarse paulatinamente al quehacer educativo de un establecimiento, para la realización de las tareas propias de su labor. Estas están divididas en ciclos:  las del ciclo inicial son comunes a todas las carreras y sientan las bases de la labor pedagógica, las del intermedio y avanzado adquieren un carácter disciplinar.

De esta manera, la línea de Formación Práctica permite al estudiante ir avanzando gradualmente en su construcción profesional a través de un conjunto de logros que dan cuenta del acto perfectivo que es el proceso educativo.

Junto con la gestión de las asignaturas de práctica, el área de Vinculación con la Escuela busca potenciar el desarrollo de la comunidad y de todos los actores involucrados. En este sentido, en todas las instancias formativas, se fomenta con el establecimiento un vínculo de colaboración permanente y bidireccional bajo una mirada de reciprocidad que considera la interlocución permanente con los distintos actores en las comunidades educativas.