La industria de videojuegos en Chile avanza hacia productos de nicho

16 de diciembre de 2020

Desde la mitología chilena hasta series de aventuras, la oferta de los videojuegos nacionales es muy variada, pero siempre buscando nichos poco explotados, dicen expertos en webinar Videojuegos: Cómo se prepara la industria chilena para recibir una nueva generación, de la U. San Sebastián y Mouse de La Tercera.

 

De bigote chevrón, nariz grande y gorra roja, Mario Bros., el personaje de los videojuegos de Nintendo aún no pasa de moda. A sus 35 años, ha sabido adaptarse a los cambios generacionales, convirtiéndose en un referente en la industria de los games.

Su historia se retrotrae a los años ochenta, cuando el diseñador de videojuegos japonés, Shigeru Miyamoto, le dio vida a este fontanero para un juego de consola llamado Donkey Kong. En ese entonces, el personaje que hoy conocemos como Mario Bros. se llamaba Jumpman y debía rescatar a una princesa de lo alto de una torre donde la tenía apresada el gorila, para lo cual debía sobrepasar varios obstáculos. El éxito del juego lo llevó rápidamente a Estados Unidos, donde alcanzó su popularidad, y adoptó el nombre de Mario Bros., convirtiéndose en una saga con millones de seguidores en todo el mundo.

“El paso del tiempo hizo que evolucionase tecnológicamente, lo que mejoró la parte gráfica, pasando de 8 bits a 16 bits y luego la transición para llegar al 3D. Incorporó más personajes, niveles y nuevos movimientos en 360°. Pero gran parte del éxito se debe a que es un juego entretenido, fácil de jugar y familiar”, comenta Isabel Rosemblatt, académica de la Universidad San Sebastián y directora de Dinogorila, en el marco del webinar Videojuegos: Cómo se prepara la industria chilena para recibir una nueva generación, organizado por la Facultad de Diseño Digital e Industrias Creativas de la Casa de Estudios y Mouse de La Tercera.

¿Hacia dónde va la industria nacional?

La industria del entretenimiento es una de las que ha tenido un gran crecimiento en los últimos años. Solo en 2019 facturó más de US$120 mil millones en el mundo, un 4% más que en 2018. Según la empresa Newzoo, el principal departamento de análisis de mercado de videojuegos, se espera que tras la pandemia supere los US$160 mil millones.

El dinamismo con que se mueve esta industria, la evolución tecnológica y la generación de nuevos hábitos en el consumo, ha abierto paso para que emerjan nuevos nichos, destacan los realizadores chilenos: Margarita Pino, project manager y producer en Playme Estudio; Alejandro Woywood, CEO de Amnesia Games y Chriss Vásquez, productora en IguanaBee y Raccoon Party Games, quienes participaron como panelistas en el webinar.

Los estudios independientes nacionales se han multiplicado. De los  cerca de 8 que existían en los noventa, en la actualidad superan los 60, algunos de las cuales facturan al nivel de importantes compañías latinoamericanas. “Uno como desarrollador no debe ir donde está todo el mundo. Hay que ir donde no hay muchos competidores y desarrollar productos más de nicho”, señala Alejandro Woywood de Amnesia Games.

Al respecto, Margarita Vásquez, comenta que en Chile la industria se ha desarrollado a tal punto que hay una  amplia variedad de oferta. Se desarrollan todo tipo de juegos, de aventuras, de batallas e incluso se exportan hacia otros países, pero lo más importante “es el cambio de paradigma”, opina la realizadora.

Efecto pandemia

La pandemia de Covid-19 dio un impulso adicional al desarrollo de la industria local, “el impacto ha sido positivo”, dice Chriss Váquez, quien agrega que las medidas de control sanitarias como las cuarentenas, no afectaron el desarrollo de esta industria porque ya antes, la mayoría de los estudios trabajaban de manera remota. “Si bien impactó en cuanto al trabajo en equipo, la rapidez en la información, hubo aspectos que resultaron provechosos, como el ahorro en el costo de mantenimiento de oficinas”.

Los productores de videojuegos coincidieron en el webinar -que pese a la competencia-, existe una relación de camaradería y cooperación entre las empresas nacionales. “Todos entendemos que un solo juego chileno que se convierta en un hit mundial significará un beneficio para todos”, concluye Woywood.

Revive el Webinar