USS Concepción realiza Jornada de Terapias Manipulativas

16 de mayo de 2018

El encuentro se canalizó a través de la carrera de Kinesiología, y corresponde a la séptima jornada de esta naturaleza.

 

En la sede Concepción de la Universidad San Sebastián, se realizó la séptima versión de una nueva Jornada Clínico Científica de Terapias Manipulativas, “Terama USS”, instancia que se desarrolla anualmente de manera ininterrumpida.

En la oportunidad la actividad se centró por primera vez en la temática “Dolor Crónico” y las distintas formas de abordarlo y entenderlo, bajo el paradigma actual del modelo biopsicosocial. “Dentro de esta gran temática, considerando que entre el 30 y el 40% de la población mundial padece algún dolor crónico no oncológico, las exposiciones centrales se focalizaron en temas de fisiopatología, contexto biopsicosocial, educación en neurociencias del dolor, dolor visceral, psiconeuroinmunología y terapia manual”, contó Cristhian Mendoza, director de Kinesiología de la USS Concepción.

Adicionalmente se llevó a cabo un debate respecto del papel de la terapia manual en el dolor crónico, y un panel final centrado en cómo debería entenderse y aplicarse un verdadero y efectivo enfoque biopsicosocial en el manejo del dolor crónico.

En la jornada expusieron kinesiólogos provenientes de Santiago, Temuco, Valdivia y Concepción, así como un neurólogo y una psicóloga especialistas en dolor crónico. “Asistieron más de 200 personas, kinesiólogos y otros profesionales, muchos de ellos provenientes de otras zonas del país”, acotó Mendoza.

Los temas fueron tan variados como uso de canabioides y psicoterapia en el dolor crónico; actualización en dolor neuropático y dolor visceral; errores y problemas en el manejo del dolor persistente y dolor, memoria y derechos humanos, entre otros.

A nivel nacional, esta es una jornada pensada exclusivamente por y para kinesiólogos, con una mirada amplia y un enfoque científico centrado en el análisis desde diversas perspectivas, promoviendo el debate entre profesionales respecto de los abordajes y visiones distintas del dolor crónico”, señaló Mendoza.

“Las opiniones de los asistentes, de manera unánime, se centraron en el alto nivel del contenido académico de los temas expuestos, la calidad de los expositores, la amplitud de miradas analizadas y expuestas, la importancia de razonar críticamente respecto de lo que hacemos y la utilidad de los debates para permitir mejorar el razonamiento y la utilidad que le damos a nuestras herramientas terapéuticas”, concluyó el académico.