Acaricia a tus mascotas y combate el estrés del aislamiento

25 de marzo de 2020

La restricción del contacto con otras personas es una de las indicaciones para evitar la propagación del virus. La interacción con mascotas es una excelente alternativa para reducir la ansiedad generada por esta medida.

Acaricia a tus mascotas y combate el estrés del aislamiento

La situación sanitaria actual provoca incertidumbre en distintos aspectos de la vida, predisponiendo a las personas a pasar por estados ansiosos, de estrés o de angustia. Junto a esto, el distanciamiento social como medida preventiva, contribuye a generar malestar al no poder abrazar o besar a los seres queridos.

Julie VAsquez“La piel es el órgano más grande que tenemos en nuestro cuerpo y está directamente relacionado con el sistema nervioso, por eso el contacto físico es tan importante”, explica Julie Vásquez, académica de Terapia Ocupacional de la Universidad San Sebastián. “Existen estudios que comprueban que esta interacción produce un aumento en los neurotransmisores que aumentan la sensación de bienestar, además reduce la producción del cortisol, causante del estrés, el que a su vez merma el sistema inmune”, agrega.

Por el contrario, el aislamiento es un componente estresor, según lo demuestran estudios de laboratorio realizados con ratones. “Tras dos semanas separados del resto, estos animales comienzan a verse más temerosos y agresivos. Este mismo patrón ocurre con nosotros, los humanos”, comenta la docente.

Tiempo de mascotas

Dada la contingencia, sobre todo para quienes viven solos, el pasar tiempo de calidad con mascotas es bastante positivo. “Cuando compartimos con ellos recibimos este afecto sin ser juzgados por nuestro estado de ánimo, y nosotros mismos les entregamos cariño sin avergonzarnos. A través de los animales, como perros o gatos, recuperamos ese valor de estar cerca de otro”, explica.

A nivel cerebral, acariciar a una mascota desencadena reacciones que sacan a la persona de estados emocionales negativos. “El contacto genera una liberación de oxitocina y serotonina, encargadas de producir relajación y placer. La persona empieza a sentirse más distendida y alegre y puede disfrutar de las actividades que está realizando y sobrellevar de mejor forma situaciones como la que vivimos actualmente”, puntualiza la experta.

El efecto de calma fruto de esta interacción es inmediato, pero “cuando compartimos con ellos habitualmente esto empieza a formar parte de la vida, fomentando una actitud relajada frente a situaciones que forman parte de la cotidianeidad”, puntualiza la terapeuta ocupacional.

Las mascotas también ofrecen algunas enseñanzas que nos alejan de la ansiedad. “De ellos hay que rescatar el vivir el momento. Muchas veces estamos angustiados pensando en el futuro o en lo que ya pasó y que quisiéramos cambiar, y eso es algo que genera mucha tensión. Cuando estamos con los animales disfrutamos el momento y eso es lo que deberíamos hacer siempre, vivir el aquí y el ahora”, señala Vásquez.

Finalmente, la académica USS hace un llamado a respetar las medidas establecidas durante este periodo. “Debemos evitar salir con nuestros animales a la calle y priorizar jugar con ellos en casa, ofreciéndole juguetes que los distraigan. Si compartimos con ellos, adecuando nuestras rutinas, daremos el ejemplo de responsabilidad que todos debemos asumir frente a esta pandemia”, concluye.