Estudiantes USS concluyen sus Voluntariados de Verano

17 de enero de 2020

Cerca de 300 estudiantes de todas las sedes de la Universidad San Sebastián, realizaron sus Voluntariados en las localidades de La Cruz, Bulnes, Netulme y Pargua.

Con el corazón lleno terminaron los más de 300 estudiantes de las cuatro sedes de la Universidad San Sebastián que finalizaron los Voluntariados de Verano 2020, que organiza la Vicerrectoría de Desarrollo Estudiantil, a través de Asuntos Estudiantiles y la Escuela de Liderazgo.

Los entusiastas sebastianos, que dejaron de lado una semana de vacaciones con el objetivo de ayudar a otras personas, plasmaron su huella en distintas localidades de nuestro país.

En el caso de Santiago, los voluntarios estuvieron en La Cruz, los de Concepción en Bulnes, los de Valdivia en Neltume y los de la sede De la Patagonia en Pargua. Entre las actividades que realizaron en beneficio de la comunidad se contaron la construcción de mediaguas, bicicleteros, plazas de juegos, habilitación de senderos, además de mejoras en colegios y sedes sociales.

También se llevaron a cabo operativos de salud, odontológicos y veterinarios, y talleres para niños, entre los que destacaron los deportivos, de inglés, lengua de señas y artísticos.

La experiencia de los Voluntariados

“Para nosotros es un orgullo que más de 300 estudiantes hayan estado dispuestos a trasladarse a comunas necesitadas para ayudar durante sus vacaciones. Sin duda que el balance es sumamente positivo, ya que en todas los lugares a los que fuimos, sus habitantes quedaron muy agradecidos“, dijo Ronny Bravo, Director General de Asuntos Estudiantiles de la USS.

Algo que corrobora Brenda Cataldo, directora del Colegio Domingo Santa Cruz Wilson, de La Cruz. “Quiero agradecer toda la ayuda que los estudiantes de la Universidad San Sebastián le prestaron a los cuatro colegios de la comuna a los que asistieron. Cuando los apoderados regresen en marzo y vean todos los arreglos que se hicieron van a estar felices, porque somos un establecimiento rural que lo necesita”, indicó.

Por su parte, la estudiante de Fonoaudiología de Santiago, Macarena Araya, contó que “estos Voluntariados fueron muy importantes, porque me di cuenta de las capacidades que tengo, tanto sociales como profesionales, ya que participé del operativo médico. Llegué feliz, porque la Universidad nos da la posibilidad de prestar servicios y ayudar a comunidades que quizás no tienen los mismos recursos que nosotros. Por lo mismo, espero poder participar de un nuevo Voluntariado”.

“El voluntariado y el servicio a los demás es una de las cosas más importantes que se puede hacer. Uno se empapa de una de las recompensas más lindas que hay: el cariño y alegría de las personas. Sentir que uno hizo algo en beneficio del otro te llena el corazón de una manera difícil de describir. Por eso, son espacios que todos en algún minuto debiésemos hacer”, agregó Lucas Contreras, de Ingeniería Comercial, en Concepción.

ES EL FRUTO DE HACER LAS COSAS BIEN