¿Cuál es el vínculo entre la economía y los valores humanos?

15 de septiembre de 2021

El tema “Economía y los Valores Humanos” fue abordado por Juan Carlos Aguilera, académico del Instituto de Filosofía de la USS, en un conversatorio organizado por la Escuela de Liderazgo y Asuntos Estudiantiles.

Economía y valores humanos imagen principal

“Economía y valores humanos” se denominó la charla que ofreció Juan Carlos Aguilera, doctor en Filosofía y Letras por la Universidad de Navarra y académico del Instituto de Filosofía de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la USS. En la ocasión, se refirió a los fundamentos antropológicos de la economía y sus condiciones de existencia, además de analizar las virtudes humanas que están asociadas a lo económico.

Juan Carlos Aguilera Instituto de FilosofiaEl académico recordó el origen etimológico de la palabra economía que proviene del griego, “oikonomía y significa el gobierno de la casa. Nos sitúa en el ámbito de lo doméstico o de la familia. Lo mismo que en el caso de oikonomike, que alude al uso necesario para la vida general (familiar) y la vida buena (social)”.

Además, leyó una cita del Papa Juan Pablo II de 1987 donde señala que “las causas morales de la prosperidad son bien conocidas a lo largo de la historia. Ellas residen en una constelación de virtudes: laboriosidad, competencia, orden, honestidad, iniciativa, frugalidad, ahorro, espíritu de servicio, cumplimiento de la palabra empeñada, audacia y amor al trabajo bien hecho”.

El filósofo comentó que lo que se está planteando en este texto desde una perspectiva antropológica es que “nosotros no podemos depositar nuestra confianza en la prosperidad humana en ningún sistema, ni tampoco en superestructuras”.

En ese sentido, el docente agregó que “la economía se fundamenta en la libertad, desde el punto de vista moral, en la capacidad de inteligencia del hombre y su capacidad de poseer. Es decir, de habitar y fundamentalmente de ordenar la posesión o disposición de las cuestiones de orden material a través de las virtudes humanas para no ser poseído por la materia (…) En otras palabras, la economía tiene a la persona humana como fundamento y fin. Se trata de un acto libre, pero ordenado por la ética y que apunta al bienestar”.