Saludo del rector

22 de diciembre de 2021

El rector de la Universidad San Sebastián Carlos Williamson le entrega un saludo de fin de año a toda la comunidad. 

Banner_SaludoRector

Querida Comunidad Universitaria:

Quiero enviarles un cariñoso saludo de fin de año. En momentos en que reina el desaliento por la traumática experiencia de una pandemia implacable y el deterioro de las normas básicas de convivencia social, necesitamos un remanso que pacifique los espíritus y refuerce nuestro optimismo sobre el mañana. Por ello es que al recordar el testimonio de amor y humildad del nacimiento de Jesús y de su vida posterior, se allanan los caminos de ventura y alegría, renovando los deseos de unir a la familia, siempre con esperanzas de un mundo mejor.

Al terminar este 2021, quiero expresar mi gratitud a los integrantes de la comunidad Sebastiana, sin los cuales la USS no tendría ni sentido ni razón de ser. Porque si nuestra universidad resplandece más cada año y cumple con su misión, es gracias a la unidad de propósitos que la constituye con la firme intención de representar y difundir los valores institucionales, animada por la noble aspiración de estar al servicio de Chile y de su gente; contribuir al desarrollo del país y al bien común en cada una de las dimensiones del quehacer académico e institucional.

Es gratificante ver lo conseguido y, sobre todo, lo que hemos entregado en la promoción del bien común. Agradezco por vuestra labor, compromiso y voluntad; por encarnar aquellas virtudes y cualidades que ustedes, estudiantes, académicos, colaboradores, egresados y también sus familias, demuestran poseer y que permiten que la USS cumpla, sin detenerse y cada vez con más brillo, con su formidable y tremenda tarea misional.

Deseo que los corazones de toda la familia Sebastiana se colmen de paz, amor y felicidad brindando alegría a vuestros hogares, con fiestas gozosas y serenas; una experiencia intensa de amor a padres, hermanos, hermanas y a los demás miembros de vuestra familia; y que este amor se extienda a los que sufren y a los abandonados, para que su año 2022 sea prodigo en sueños hechos realidad.

Un fuerte abrazo,

Carlos Williamson B.

Rector