Médicos del postítulo de urgenciología reflexionan sobre las decisiones que se deben tomar en la especialidad

14 de marzo de 2022

Una charla magistral del Dr. José Miguel Mardonez motivó a los estudiantes de la especialidad en Medicina de Urgencia de la Universidad San Sebastián a pensar sobre las decisiones a la hora de enfrentar momentos adversos en el servicio de urgencia.  

 

En el inicio del año académico, el Postítulo de Especialidad Médica en Medicina de Urgencia de la Universidad San Sebastián, la Facultad de Medicina y Ciencia convocó a estudiantes de la especialidad, para reflexionar en torno a lo que significa el pensamiento de un médico de urgencia, instancia que fue inaugurada por el decano de la Facultad de Medicina, Dr. Carlos Pérez, quien dio la bienvenida a los participantes de la jornada.

La Dra. Ana María Moroni, directora de Postgrado de la Facultad de Medicina y Ciencia en la sede Santiago, comenta que este es un programa de larga data, con diez años de funcionamiento exitoso, donde “tenemos 70 egresados entregando su conocimiento y experiencia a los pacientes en los servicios de urgencia, tan sobre demandados en la actualidad. Y otros 30 médicos que están hoy día cursando el programa”.

La académica asegura que existe un amplio interés de la comunidad médica por ingresar a la Universidad San Sebastián y, por lo tanto, “hoy día tenemos un piso firme para trabajar en la acreditación, proceso al que damos inicio y orientará nuestro trabajo para los próximos 2 o 3 años”, indica la Dra. Moroni.

En este contexto, la académica destaca la importancia de la reflexión a la que invita el Dr. José Miguel Mardonez, director del Postítulo de Especialidad Médica en Medicina de Urgencia USS. “Esta charla magistral de nuestro profesor titular se centra en el sentido que tiene el postgrado”.

“Aprender a pensar” en el servicio de urgencia

El objetivo de la charla magistral del Dr. Mardonez es -como él mismo señala- que los estudiantes “aprendan a pensar”. Aclara que “esto puede sonar como insulto; se entiende que todos los médicos que están aquí tienen la capacidad de pensar; sin embargo, el concepto es algo que está engranado en la educación de posgrado: la libertad que otorga la elección de qué pensar”.

Según el especialista, la capacidad de pensar adquiere significado al tener conciencia crítica de que las cosas, aunque pueden parecer obvias, tienen una alta probabilidad de resultar erróneas. “Esa capacidad se adquiere cuando dejamos de lado la configuración que traemos de nacimiento, de que todo gira alrededor nuestro. Esa arrogancia y dogmatismo nos entrega una alta certidumbre, que no siempre es correcta”.

La libertad de pensar, según Mardonez, les entregará “el poder real del experimentar en su trabajo con pasión y amor. La capacidad de renunciar a sí mismo por el otro, en una infinidad de formas día tras día, es el verdadero valor de la educación de posgrado”, señala.

El también jefe del servicio de Urgencia de la Clínica Santa María, comenta que las personas que llegan aquí “son frágiles, vulnerables, y nuestra respuesta tiene que ser siempre la de acoger, en el verdadero sentido de la palabra: abrazar lo que necesita la persona y resolver los temas que consultan. Eso siempre independientemente de los escenarios personales, de los escenarios de servicio y del entorno que siempre es un tanto difícil y a veces hostil”.

Por eso, “elegir qué pensar, a qué prestar atención, escoger día a día, propone algo duro, que requiere voluntad, entrenamiento y esfuerzo mental. Esta una carrera eminentemente humanista, con un componente científico”, concluye el médico.

Uno de los asistentes al encuentro, el Dr. José Miguel León, estudiante de tercer año del postítulo, destaca la reflexión para su práctica diaria. “Nos da una sensación de reconocer cómo hemos ido avanzando en el proceso del pensar. Como médicos generales, entramos teniendo una mente ampliada para ciertas cosas y en la especialidad poco a poco se nos ha ido orientando, alineándonos en el pensar de la especialidad y en el camino que deberíamos seguir como médicos para el servicio de urgencia”, indica.