Cristóbal Cerda Troncoso: Primer Doctor en Biología Celular y Biomedicina USS

05 de abril de 2022

En un importante hito para el Doctorado en Biología Celular y Biomedicina, Cristóbal Cerda se convirtió en el primer Doctor de la generación con la que inició el programa hace cinco años. 

Camino a su defensa de tesis, Cristóbal Cerda Troncoso recordó cuando realizó el mismo trayecto para su entrevista de postulación al entonces nuevo Doctorado en Biología Celular y Biomedicina de la Universidad San Sebastián. Como miembro de la primera generación del programa, y el primero en finalizarlo, señala que no sólo logra apreciar el crecimiento personal en su ruta formativa como científico, sino también el crecimiento del Doctorado en sí, que en poco tiempo ha logrado consolidarse y ser acreditado.

La defensa pública de la tesis del Dr. Cerda Troncoso se llevó a cabo el lunes 4 de abril, marcando un significativo hito institucional. Titulada “Descifrando los mecanismos adaptativos de la quimiorresistencia a cisplatino en células de cáncer de ovario”, fue evaluada por un comité compuesto por los doctores Alfonso González y Andrea Soza por parte de la USS, el doctor Mauricio Budini de la Universidad de Chile, y el doctor Matías Ostrowski de la Universidad de Buenos Aires.

En forma unánime, el comité aprobó la defensa de tesis con la nota máxima (7.0), destacando en sus comentarios la elevada calidad y claridad de la propuesta, que deja una vara alta a quienes lo siguen. El nuevo doctor USS señaló sentir “alivio y emoción por ver plasmado todo el esfuerzo que implicó llegar hasta esta instancia, y toda la experiencia adquirida en ese proceso”.

Pasión por la ciencia y el trabajo de laboratorio

Desde pequeño, jugando con los tubos de ensayos, gradillas y vasos precipitados que había en casa de su abuela, Cristóbal creció con un fuerte sentido de la curiosidad y atracción a los experimentos de laboratorio. Comenzó a cultivarlo durante su educación secundaria en el Liceo Confederación Suiza para luego optar por la Licenciatura en Biología en enseñanza superior, en lugar de Medicina, que en ese entonces parecía la vía natural.

Ya en su tercer año de carrera comenzó a buscar un espacio en los laboratorios de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Chile en el cual poder profundizar su aprendizaje, llevarlo a la práctica, y desarrollar las habilidades técnicas que requiere este camino profesional. Camino que prosiguió con un Magíster en Neurociencia en la Universidad Austral, en Valdivia, donde comenzó a adentrarse en la biología celular y conoció a quien sería su tutora de tesis, la Dra. Patricia Burgos, quien hoy dirige el Doctorado en Biología Celular y Biomedicina.

Durante el transcurso del doctorado, el Dr. Cerda Troncoso publicó cinco artículos como coautor y autor principal, más un sexto en preparación. Además, ha presentado su trabajo en importantes instancias como el 3er Curso Internacional de Biología Celular y Cáncer del Instituto Curie (Francia).

Quimiorresistencia en cáncer de ovario

El nuevo doctor USS señala que su trabajo de tesis, enfocado en cáncer de ovario, fue un proceso de aprendizaje colectivo junto a sus cotutores, la Dra. Burgos y el Dr. Manuel Varas-Godoy, miembros del claustro e investigadores del Centro de Biología Celular y Biomedicina (CEBICEM).

Entre todos los tipos de cáncer en los que se utiliza, el de ovario genera la mayor resistencia al cisplatino, el principal fármaco quimioterapéutico. Así, el problema -y la pregunta- de base es “qué mecanismos celulares establecen esa quimiorresistencia, y qué estrategias de tratamiento pueden surgir en relación a esos mecanismos”, señala el Dr. Cerda.

Un mecanismo de quimiorresistencia en las células es la secreción de exosomas, que además transfieren la resistencia al fármaco a otras células sensibles a la quimioterapia. Una proteína clave en este proceso es RAB27A (descubierta por el Dr. Matías Ostrowski, miembro de la comisión), que observaron muy elevada en las células resistentes, a la vez que un bajo funcionamiento de lisosomas.

“Lo que hicimos fue bloquear la secreción de exosomas en la célula resistente, disminuyendo la cantidad de la proteína RAB27A, y vimos que los lisosomas aumentaron; algo que no esperábamos y que no se había visto antes”, explica el Dr. Cerda. Luego, al evaluar la sensibilidad de estas células a la quimioterapia, observaron que éstas disminuyeron significativamente su quimiorresistencia.

Al lograr revertir el fenotipo de las células resistentes, y al mismo tiempo, aportar nueva información sobre el rol de los lisosomas, el trabajo del Doctor USS no solo contribuye a un posible tratamiento quimioterapéutico para pacientes que desarrollen quimiorresistencia, sino también al conocimiento básico de la célula.

Proyecciones

A fines de mayo Cristóbal Cerda presentará los resultados de su tesis en la reunión anual de la Sociedad Internacional de Vesículas Extracelulares que se realizará en Lyon, Francia: la principal conferencia internacional de investigación en esta área. A futuro, busca realizar un postdoctorado en Europa, para luego regresar a Chile y establecer una línea de investigación independiente.

Respecto al camino recorrido, sostiene que “es el fruto del trabajo no solamente de uno como estudiante, sino que de todos quienes hicieron posible el desarrollo del Doctorado”. Asimismo, destaca el dinamismo propio de la ciencia, que lo llevó inicialmente a cambiar el rumbo de su proyecto y a construirlo en base a una constante proposición de soluciones y toma de decisiones, nutrido por el diálogo, la colaboración y la retroalimentación de sus tutores y compañeros.