Estudiantes de Arquitectura diseñan plazas para tradicional barrio Vaticano Chico

05 de enero de 2022

Propuestas de desarrollo urbano generadas en el Taller de Práctica buscan crear plazas de barrio que prioricen el uso de terrazas, el encuentro con la comunidad, el paisajismo sustentable, nuevo mobiliario y un reforzamiento de la arborización existente.

 

Desde comienzos del año 2021, estudiantes de Arquitectura de la Universidad San Sebastián, en el marco del proyecto colaborativo de Vinculación con el Medio Plazas de Barrio, estrategias urbanas de intervención del espacio público de carácter patrimonial – Etapas 1, 3 y 4 Proyecto REVIVE Providencia, han estado desarrollando diversas propuestas arquitectónicas y de diseño urbano para intervenir tres plazas en el tradicional barrio del Vaticano Chico.

El proyecto –que forma parte del Programa Territorial Hito (PTH) Más Ciudadanos Conectados– busca crear espacios de encuentro sustentables, seguros y familiares. Las propuestas han sido desarrolladas desde la Escuela de Arquitectura a través del Taller de Práctica, liderado por los académicos de Vinculación con el Medio de la Facultad de Arquitectura, Arte y Diseño, Loreto Figueroa y Sebastian Baraona, bajo convenio marco con Providencia y el Programa REVIVE, que es financiado por la SUBDERE.

Luego de un proceso que ha incluido el análisis de las propuestas por parte de las autoridades comunales, el Concejo Municipal y vecinos del sector, finalmente la SUBDERE ha aprobado el diseño. Por lo tanto, próximamente se comenzará la etapa de implementación de estas intervenciones.

La académica Loreto Figueroa, líder del PTH Más Ciudadanos Conectados, cuenta que “este barrio presenta características únicas respecto a otras zonas de la comuna, donde identificamos tres inmuebles de Conservación Histórica y un Monumento Histórico Nacional. Sumado a ello, el barrio está organizado por edificios de fachada continua de baja escala, condominios con espacios y áreas verdes privadas, locales comerciales que entregan diversidad de servicios, centros educacionales, oficinas administrativas y de trabajo, lo que incentiva a utilizar el espacio público del barrio no solo a nivel vecinal, sino también a nivel social o comunal”.

Plazas e intervenciones

En vista a este contexto urbano y sanitario, la Unidad de Proyecto de SECPLA encargó al Taller de Práctica una propuesta en base al análisis urbano actual y el desarrollo de un proyecto enmarcado en dos tiempos de intervención a ejecutarse en torno al Programa Revitalización de Barrios e Infraestructura Patrimonial Emblemática, PRBIPE, en conjunto con la Dirección de Asesoría Urbana de la Municipalidad de Providencia.

Así surgió la propuesta, cuyo objetivo –en una primera etapa– es “intervenir tres plazas del sector, priorizando el uso de terrazas y el encuentro con la comunidad, además de incorporar el paisajismo sustentable y reforzar la arborización existente. También incorporar mobiliario urbano, pintura, jardineras, segregadores y otros elementos usuales del “urbanismo táctico” o “Placemaking”, que buscan crear espacios de encuentros sustentables, seguros y familiares, redefiniendo los accesos y salidas desde y hacia el barrio, resignificando su identidad”, detalla Figueroa.

El polígono donde se localiza el barrio está limitado por avenida Providencia y las calles Condell, María Luisa Santander y Seminario.

La primera de estas plazas se ubica cerca de la calle Obispo Pérez en el acceso con Providencia, y en este sector se busca vincular el comercio de la zona por medio de las intervenciones de Terrazas PRO, además de disminuir el flujo vehicular y potenciar las zonas de desplazamiento peatonal.

La segunda de las plazas se localiza en la calle Rodolfo Vergara y Seminario, donde se pretende conformar espacios de encuentro sumados a la intervención actual en la zona realizada por el municipio.

Finalmente, la tercera plaza está en Monseñor Miller al costado oriente de la Parroquia de los Santos Ángeles Custodios, donde se busca entregar valor a la parroquia, incorporando además, terraza y refuerzo de la arborización existente como plaza y antesala al monumento.

Al respecto, Constanza Romero, arquitecta coordinadora del equipo urbano del Programa REVIVE, de la Municipalidad de Providencia, señala que “el trabajo con los estudiantes ha sido una experiencia muy interesante, especialmente porque han estado en todas las etapas del proceso, desde el levantamiento de la información y diagnóstico, hasta la etapa en que estamos ahora, de entrega de los proyectos definitivos. Para ellos ha sido un desafío bien interesante y para nosotros también ha sido una ayuda muy grande. En este caso se trata de un trabajo que ha puesto a prueba toda su creatividad al servicio de las necesidades planteadas por los mismos vecinos, en un proceso que ha sido participativo y democrático. Ha resultado una propuesta bien coherente e integral, ya que contempla tres plazas de un sector netamente residencial”.