Opinión: Paradigmas de la ciudad sostenible

08 de noviembre de 2022

Académica de Arquitectura, Loreto Figueroa, plantea que en la ciudad debe existir heterogeneidad, pues ya no sirve la zonificación estructurada y segregada de la urbe moderna.

Paradigmas de la ciudad sostenible

Según la ONU y el objetivo número 11 de Desarrollo Sostenible, la ciudad de hoy debe ser más inclusiva, segura, resiliente y sostenible. Para pensar en diseñar ciudades más sostenibles, debemos entender dónde estamos en este momento. Nos encontramos en medio del Paradigma de la Sostenibilidad (paradigma como el marco mental que se le pone a la ventana de cómo vemos lo que está sucediendo). Siempre hay un paradigma dominante en nuestra historia de la ciudad y la humanidad.

loreto-figueroa-equipoActualmente, a nivel de planificación y organización urbana, los instrumentos que tenemos están basados en la modernidad y la zonificación. Debemos, entonces, atravesar esta transición de paradigmas: de la ciudad moderna a la sostenible. Cuando nos enfrentamos a estos desafíos nos damos cuenta de que los instrumentos que tenemos para abordar los paradigmas de la sostenibilidad no son suficientes, ni actuales.

Los usos en la ciudad deben ser mixtos, es decir, debe existir heterogeneidad, pues ya no sirve la zonificación estructurada y segregada de la urbe moderna.

La ciudad sostenible es aquella de la “Movilidad Sostenible”, compacta (más que densa), caminable, próxima (se puede expresar en muchas escalas y en las ciudades más grandes esto es muy complejo) y diversa de usos mixtos (todo lo opuesto a la zonificación).

Es aquí donde ponemos a prueba el paradigma de la ciudad moderna, o urbanismo moderno, inserto en la ciudad preexistente, en el barrio local y la identidad y costumbres arraigadas. La ciudad como palimpsesto y no como hoja en blanco.

Si llevamos este modo de hacer ciudad y analizamos nuestra estructura urbana hoy, a través de nuestros barrios, tal como lo hace Jane Jacobs en su libro Muerte y vida de las grandes ciudades, a partir de sus seis condiciones básicas para la habitabilidad urbana, Concentración, Diversidad, Oportunidad de Contacto, Edad de los Edificios, Accesibilidad, Elementos de Frontera, notamos que las ciudades y sus barrios son centros de vida e interacción humana.

Los espacios de encuentro y socialización son fundamentales para formar vínculos, que aportan vitalidad y el potencial para satisfacer los deseos y satisfacción para quienes la habitan. Uno de los principios fundamentales en la visión de Jacobs sobre cómo debe estar concebida, ya que afirma que las personas no solo deben vivir y habitarla sino “desear” la ciudad en que residen.

Loreto Figueroa Armijo
Académica de Vinculación con el Medio, Escuela de Arquitectura
Líder del Programa Territorial Hito Más Ciudadanos Conectados
Universidad San Sebastián