Carrera de Medicina incorpora nuevas disciplinas en su malla curricular

13 de diciembre de 2021

Salud mental, cuidados paliativos y medicina de urgencia son algunos de los contenidos que se incorporarán en la malla curricular para la formación de los futuros médicos USS. Meeting doctors and discussion patient's illness.

En la formación de un médico debe tomarse en cuenta el escenario global donde se desempeña: los cambios epidemiológicos de la población, el avance de la ciencia médica, el desarrollo de nuevas tecnologías y la infraestructura, entre otros aspectos.

En Chile, la necesidad de especialistas es creciente, pero también lo es del médico general que debe poder reconocer y tratar los problemas médicos más frecuentes, derivar en forma oportuna y eficaz a los pacientes que requieren una atención de mayor complejidad.

Es por ello, que la Escuela de Medicina de la U. San Sebastián determinó rediseñar la malla curricular de la carrera, con el fin de adecuarla a las necesidades y exigencias sanitarias del mundo actual, incorporando nuevas disciplinas y especialidades, como salud mental, cuidados paliativos y medicina de urgencia.

“En la Universidad y en nuestra Facultad, siempre estamos revisando el plan de estudios de nuestras carreras para adecuarlo a los avances de la ciencia y la tecnología, así como a las necesidades de la población. En algunas oportunidades se realizan ajustes menores o mayores, pero cuando se requiere un cambio y adecuación más amplio, se efectúa un rediseño del plan de estudios como en este caso. En este proceso participaron profesores, estudiantes, egresados de la carrera, empleadores, académicos nacionales e internacionales, cuyas opiniones y experiencias se consideraron para efectuar los cambios necesarios y adecuar la malla curricular a los requerimientos que requiere la formación de un Médico de excelencia en Chile”, explica el decano de la Facultad de Medicina y Ciencia, Carlos Pérez.

Implementación

Los cambios se introducirán a partir del 2022 para los estudiantes que ingresen a primer año de Medicina. Y en el caso de los alumnos que ya cursan la carrera, “vamos a trabajar en el rediseño microcurricular del plan vigente y hacer intervenciones de las asignaturas”, detalla el director de la Escuela de Medicina, Ladislao Morell. Estos cambios no significan una malla más pesada, sino que implican un equilibrio con otras materias.

El médico señala que “esperamos generar un perfil de egreso que de cuenta de lo que la Universidad persigue. No tan sólo vamos a buscar profesionales competentes desde el punto de vista técnico, sino que, además, cuenten con todo el conocimiento reflexivo, a través de asignaturas como antropología, ética, bioética y electivos de formación integral que incluso pueden ser conducentes a un Minor de Filosofía”.

Junto con estos cambios, el doctor Morell indica que otro aspecto que destaca la malla de la carrera es que desde los primeros años los estudiantes de Medicina tienen la posibilidad de enfrentar casos clínicos. “Tenemos hitos evaluativos formativos que van definiendo la progresión de la carrera de nuestros alumnos y que se llaman racionamientos médicos clínicos. Este acompañamiento, es cómo vamos dando cuenta del buen transitar de nuestro alumno dentro de su malla”.

¿Cómo se hizo el cambio de malla?

En 2020 se conformó una comisión cuya misión fue evaluar la formación médica de los estudiantes de pregrado, el currículo y su coherencia con la misión de la Facultad y las necesidades del país. El resultado de este trabajo generó un nuevo perfil de egreso. “Analizamos nuestra malla, miramos otras -tanto a nivel nacional e internacional-, y fuimos viendo donde podríamos ir generando el crecimiento de disciplinas. Generamos un nuevo perfil de egreso, médicos generales que son capaces de diagnosticar y derivar aquellas condiciones de enfermedad que son requirientes de apoyo que están más allá de las competencias de él mismo; como también generar un sello diferenciador Humanista Cristiano”, señala el doctor Morell.