Experto USS entrega recomendaciones para cuidar a las mascotas al salir de vacaciones

14 de enero de 2022

Animales como perros y gatos sí extrañan a personas o rutinas, por eso es fundamental planificar con tiempo una estadía fuera de casa para acostumbrar a las mascotas paulatinamente.mascotas-echan-de-menos-en-vacaciones

Para quienes tienen mascotas, durante la época de verano surge la interrogante, ¿viajar con ellas o dejarlas en casa? ¿Nos extrañarán si no van con nosotros? Pablo Gómez, docente de Medicina Veterinaria de la USS y máster en etología clínica y bienestar animal, explica que “echar de menos tiene que ver con los cambios, con el apego o vínculo con algún individuo de la familia y, en ese sentido, perros y gatos sí pueden extrañar rutinas o personas”.

Como consejo, el académico de la USS indica que es primordial establecer vínculos correctos entre la mascota y la familia, no de dependencia, es decir, que los animales disfruten de la compañía de sus tutores, pero que también logren estar solos, felices y tranquilos. Esto se trabaja desde sus primeros meses de vida. Además, aclara algunas dudas para enfrentar adecuadamente el proceso.

¿Perros y gatos reaccionan igual?

Para el perro son muy importantes los vínculos, ya que es un animal muy sociable y estar alejado de las personas con las que tiene cercanía puede provocar situaciones de estrés, insatisfacción y finalmente derivar en sufrimiento. En el caso de los gatos, si bien, desarrollan vínculos y también extrañan a sus tutores; dependen más de los entornos, por lo que llevan mejor una situación de separación, siempre que no se vea modificado su ambiente habitual.

¿Son recomendables las videollamadas?

Estos eventos pueden provocar excitación en la mascota y al no estar presentes sus dueños, no es posible volver a la calma al animal, relajarlos o darles un abrazo, lo que también produce estrés en los tutores que los están viendo por la cámara.

¿Cómo acompañarlos en el proceso?

  • Es primordial planificar con tiempo una estadía fuera de la casa para acostumbrar a las mascotas paulatinamente a estar solas.
  • Definir una “zona segura”, ya sea una casa o habitación, donde el animal se sienta protegido al estar solo. Se sugiere incorporar barreras sensitivas, por ejemplo, música que oculte un poco los ruidos de la calle; visillos para disimular visualmente las ventanas; y algún aroma en particular.
  • La idea es que el perro o gato esté repetidas veces en este lugar para que con el tiempo identifique que mientras está en ese en ese sitio puede estar tranquilo, porque el tutor va a volver.
  • Durante el tiempo que estemos de vacaciones es importante que vaya alguna persona conocida por el animal a cuidarlo, alguien que conozca sus rutinas de alimentación, para no alterarlas. Que sepa cómo es su carácter, si le gusta el cariño físico o juegos preferidos. Esto permitirá no sumar estrés adicional.