Investigación de académica USS demuestra que el maqui tiene capacidades termogénicas

24 de agosto de 2021

Los alimentos con propiedades termogénicas tienen la capacidad de aumentar la temperatura corporal, acelerar el metabolismo e incrementar el gasto energético.

capacidad termogénica

La Dra. en Biomedicina de la U. de Barcelona e investigadora de Nutrición y Dietética de la USS, sede Valdivia, Viviana Sandoval, participó del 1er CongresoAvances en Nutrición, Alimentación e Investigación – CINAN 2021“, de la U. Le Cordon Bleu de Perú, que se desarrolló de forma telemática. En la instancia, la profesional expuso su tesis doctoral sobre el impacto en el metabolismo en roedores al administrarles maqui liofilizado.

Luego de cinco años de investigación (2015-2020), los principales resultados del trabajo de Viviana Sandoval fueron que el maqui se podría considerar como una estrategia terapéutica en el control de la obesidad y sus comorbilidades asociadas, como la resistencia a la insulina, Diabetes mellitus tipo 2 e hígado graso no alcohólico, en modelo animal.

En su presentación, “Impacto metabólico del consumo de flavonoides en la obesidad”, dio a conocer los resultados de su investigación. La capacidad termogénica del maqui en el tejido adiposo blanco y el efecto protector frente al desarrollo de un hígado graso no alcohólico a pesar de una dieta alta en grasa, como así también los ya estudiados y comprobados efectos beneficiosos del maqui en el metabolismo de la glucosa”, precisó Sandoval.

Capacidades Termogénicas

Las conclusiones del estudio, en un primer momento, fueron dados a conocer al grupo de investigación de biología molecular Nutritional Cell Signalling, en donde la docente nacional participó en el marco de su tesis doctoral.

“Los resultados fueron sorprendentes, ya que los ratones que consumían maqui eran hiperfágicos, esto significa que comían más que los ratones que sólo bebían agua, pero al contrario de lo que se podía pensar, estos ratones controlaban mucho mejor el peso a pesar de estar consumiendo una dieta alta en grasa”, apuntó.

“Cuando analizamos qué pasaba con la grasa a nivel de expresión génica, pudimos concluir que estos ratones tenían un fenotipo de grasa marrón, fenómeno que se conoce como pardeamiento, lo que en palabras simples significa que el maqui fue capaz de inducir un tipo de grasa más oxidativa y no tanto de almacenaje como es la característica de la grasa blanca. A este tipo de grasa se le llama tejido adiposo beige, dando esto como resultado un aumento en el gasto energético, pudiendo considerar al maqui como un alimento con capacidad termogénica”, agregó.