Filósofo Luis Mariano Bártoli analizó el desafío de formar a jóvenes en la cultura actual

02 de agosto de 2022

El catedrático de la Universitat Abat Oliba CEU, dictó una conferencia en la Universidad San Sebastián, en la que explicó que hoy en día es más difícil para los docentes la formación educativa, en donde la cultura de la cancelación juega un rol importante.

Filósofo Luis Mariano Bártoli analizó el desafío de formar a jóvenes en la cultura actual

El programa de Doctorado en Filosofía, junto a la Vicerrectoría de Vinculación con el Medio y Proyectos Institucionales de la Universidad San Sebastián, convocaron a una conferencia impartida por el profesor de la Universitat Abat Oliba CEU y doctor en Filosofía, Luis Mariano Bártoli, quien expuso las diversas complejidades que tienen las instituciones educativas en la formación de estudiantes en la cultura actual.

¿Hoy la actividad educativa tiene una dificultad añadida que exija un mayor esfuerzo por parte de los docentes? Es la pregunta que Bártoli planteó para comenzar su exposición. “Lo que se ha vuelto más difícil es trasmitir a los jóvenes los valores que dan sentido a la existencia. Eso se ha vuelto más arduo. Cuando no hay verdad a la hora de pensar la realidad, tampoco hay posibilidad de transmitir algo que valga la pena”, afirmó el experto.

A pesar de que plantea que esto se debe a diversas causas, se hace imposible no asociarlo con la cultura actual, la cual se caracteriza por un relativismo, tanto epistemológico como moral, explicó el académico.

Cultura y posmodernidad

En estos últimos años, la posmodernidad ha seguido radicalizándose, según señaló el especialista, y una de las consecuencias de esto, es la cultura de la cancelación, la cual ha limitado los temas que profesores y docentes pueden abarcar durante una cátedra. “Esta cultura es un fenómeno que estamos viviendo y que surge, sobre todo, en los medios de comunicación y en las universidades, que consiste en denunciar o expulsar definitivamente de una organización a una persona por sus opiniones particulares”, afirmó.

En esta línea, el filósofo realizó una serie de recomendaciones para lograr una buena comunicación con los estudiantes. Entre ellas, se destacan profesores fuertes, valientes y exigentes que sean ejemplos de fortaleza, que sean apasionados por la búsqueda de la verdad y por conectar a los estudiantes con la realidad.

“La verdad es lo que debe mover el espíritu universitario. Los alumnos tienes que empaparse la sabiduría universal, porque para eso concurren a las universidades. Tienen que amar la verdad de la propia disciplina”, concluyó el catedrático.