Emprendedores relatan cómo sacaron adelante su negocio

02 de junio de 2022

El Centro de Asistencia Técnica de Pymes de Alimentos (CETAL) de la USS entrega apoyo técnico en innovación, marketing y ventas a emprendedores de pequeñas empresas del rubro de los alimentos en la región del Biobío.

Emprendedores-relatan-como-sacaron-adelante-su-negocio

Dicen que el emprendimiento es cosa de valientes. Caerse es parte del aprendizaje y también levantarse, a veces más de una vez. Pero cuando hay una mano lista para prestar un apoyo, la tarea se hace más fácil y llevadera.

El chef Francisco Javier Garrido vive en Los Ángeles, en la región del Biobío. Decidió dar el salto del emprendimiento y fundó Alterego Bakery, una panadería dedicada a la elaboración pan de masa madre y pizzas con la misma materia prima. Su preocupación es ofrecer una alternativa nutritiva y saludable, además de promover los productos locales, generando una economía circular y sustentable. Por eso en su tienda también distribuye distintos tipos de harinas, cereales y semillas.

Así como Francisco, otras 14 pequeñas empresas de alimentos de la región del Biobío forman parte del Centro de Asistencia Técnica de Pymes de Alimentos (CETAL), una iniciativa ejecutada por la Universidad San Sebastián, financiada por el Gobierno Regional del Biobío, a través del Fondo de Innovación para la Competitividad, FIC-R.

El objetivo de esta idea -que comenzó a ejecutarse en enero de 2021- es entregar asistencia técnica en innovación, marketing y ventas a Pymes de distintas áreas del rubro alimentario, como: apicultura, industria láctea, de productos congelados, panadería y conservas, con el fin de mejorar la funcionalidad de sus productos, hacer más atractivos su sabor, olor, color o textura (lo que se conoce como perfil organoléptico) y mejorar sus características nutricionales, impulsando, de paso, el desarrollo económico regional.

Emprendedores de las comunas de Concepción, San Pedro de la Paz, Coronel, Arauco, Lebu, Cañete, Santa Bárbara, Los Ángeles, Laja, Chiguayante, Tucapel acceden gratuitamente a una serie de servicios que les permiten atender algunas de las problemáticas más comunes que aparecen en el camino de los emprendedores en alimentos: la difusión de su negocio, innovación de alimentos saludables, controles preventivos en inocuidad alimentaria e identidad regional asociada a la producción de alimentos y dificultad en la comercialización de los productos.

Trabajo multidisciplinar

El equipo interdisciplinario de profesionales de CETAL lo integran nutricionistas, ingenieros en alimentos, médicos veterinarios, ingenieros comerciales y agrónomos, entre otros. Y, por cierto, el rol de los estudiantes es fundamental. Son 35 jóvenes de las carreras de Nutrición y Dietética e Ingeniería Comercial, supervisados y asesorados por un equipo de académicos, que ponen todo su corazón y trabajo para el éxito del proyecto.

Así al menos lo siente Francisco, para quien “el aporte con tips y conocimientos que nos han entregado nos ha permitido crear nuevas ideas y mejoras sobre lo que ya teníamos. Esto nos genera una fortaleza enorme frente a la competencia. Como profesional en gastronomía, hay varias cosas sobre las que ya tenía conocimientos, pero con la ayuda de CETAL he logrado aprender muchísimo. Me imagino cómo debe ser el aporte para emprendedores que no tenían nociones sobre esta industria”.

El Proyecto CETAL, adscrito al Programa Territorial Hito Más Nutrición Más Vida, de Vinculación con el Medio, también considera la realización de un Diplomado Regional de Etiquetado e Innovación Alimentaria para las empresas beneficiarias y la creación del sello Biobío Alimentario, que pretende destacar características distintivas de productos innovadores que se espera que cada empresa pueda desarrollar, ya sea por sus características nutricionales y/u organolépticas o bien por su sello regional y denominación de origen.

Emprendedores

Pedro Ramírez Gundelach, Fundador de Tikkifoods 

“Trabajar colaborativamente es una tremenda oportunidad. Esto nos permitirá profesionalizar nuestro negocio en temas de proceso productivo, conservación de los productos, mantención de las materias primas e insumos y poder desarrollar nuevas variedades y sabores para entregar al cliente un producto 100% seguro y que cumpla con todos los estándares de calidad”.

Francisco Garrido Vivanco, Socio fundador de Alterego Bakery.

“He podido darme cuenta de que con la ayuda que nos entregan gratuitamente, podremos desarrollar algunos alimentos que nos ayudarán a diferenciarnos de la competencia y, quizás, crear alimentos con mejoras nutritivas que es lo que Chile hoy necesita: mejores alimentos y buenas ideas”.

Matías Miguez Avendaño, Dueño de Kepika

“La característica de este negocio son las pastas picantes y salsas gourmet. Este es un beneficio para ambas partes, para los emprendimientos y para la Universidad porque todos vamos a aprender. A nosotros como agrícolas, este proyecto nos da una certificación y la seguridad de que lo que estamos haciendo se encuentra en el camino correcto”.