Día Mundial de la Disfagia

09 de diciembre de 2021

La disfagia es un trastorno que se asocia a las alteraciones de la deglución y alimentación y que genera grandes problemas a quien lo padece. Académico USS explica su alcance y tratamientos. 

disfagia-principal

El 12 de diciembre de cada año se conmemora el día mundial de la disfagia, fecha que intenta crear conciencia en la población respecto de las alteraciones de la deglución y alimentación.

La disfagia corresponde al trastorno que dificulta o impide el acto de tragar y se caracteriza por que las personas pueden presentar tos mientras comen o a los pocos segundos de ingerir un alimento. También pueden presentar pérdida de peso y deshidratación, entre otros signos.

“Esta condición ha estado latente tras la pandemia del Covid-19, ya que aquellas personas que han presentado complejidades respiratorias pueden presentar disfagia. Sin embargo, otras causas que pueden producirla, son los accidentes cerebrovasculares, enfermedades del sistema nervioso, cáncer o incluso las demencias”, comenta Paulo Prieto, académico de Fonoaudiología de la Universidad San Sebastián.

La gravedad de presentar disfagia radica en que el alimento que ingresa a los pulmones puede originar una neumonía, situación que pone en riesgo la vida y estado de salud de las personas. Tras la ocurrencia de la disfagia el/la fonoaudiólogo/a se encarga de su manejo iniciando por el proceso de diagnóstico y definiendo junto al equipo de salud la mejor forma de alimentar e hidratar a los pacientes.

“En la mayoría de los casos, la disfagia requiere de rehabilitación y es el mismo profesional quien se encarga de ese proceso, creando un plan que permita a la persona volver a tragar de forma segura, confortable y eficiente. El ideal es que la persona siempre vuelva a alimentarse de la forma que lo hacía habitualmente”, comenta el fonoaudiólogo.

“La duración del proceso de rehabilitación dependerá de la condición que ha originado la disfagia, pero también de componentes externos, como la oportunidad de tratamiento de la persona, motivo por el cual es vital acudir tempranamente a una evaluación en caso de sospecha”, finaliza.