Opinión: Desafíos e inclusión en materia de autismo

07 de abril de 2021

“El abordaje de las personas con autismo durante la vida adulta, especialmente en lo relacionado con la vida laboral, aún tiene un largo trecho que recorrer”, plantea la académica de Fonoaudiología, Rebeca Pemjean.

Desafíos e inclusión en materia de autismo

Cada 2 de abril se celebra el Día Mundial de Concientización sobre el Autismo, decretado por Naciones Unidas en el año 2017 con el propósito de tomar conciencia, reflexionar e impulsar la realización de acciones que promuevan la mejora de la calidad de vida tanto de la población infantil, adolescente, adulta y de las personas mayores.

Rebeca PemjeanEl Trastorno del Espectro Autista (TEA) se ha considerado como una condición neurológica que se manifiesta desde la primera infancia independiente del género, raza, o condición social. Dadas sus características, últimamente se ha optado por utilizar el término Condición del Espectro Autista (CEA) con el fin de incluir en su comprensión aspectos que reflejan la realidad de formas divergentes de desarrollo, es decir, desde la perspectiva del concepto de neuro-diversidad.

Las personas con esta condición se caracterizan por formas especiales de interactuar socialmente, modos de aprendizaje atípico y particularidades en el procesamiento de la información. En este contexto, uno de los grandes obstáculos para su abordaje es la estigmatización y discriminación que ocurre tanto a nivel escolar, social, laboral y otros ámbitos de la vida.

Estas consideraciones ponen el foco en los esfuerzos de atención integral que promuevan la plena inclusión a partir de las necesidades, deseos e intereses de las propias personas. Esto implica el desarrollo de políticas públicas que permitan el pleno acceso a la educación de calidad, que posibiliten una vida laboral autónoma y promuevan la participación social en plenitud.

En Chile se han hecho esfuerzos importantes para desarrollar entornos educativos que permitan a los niños, niñas y adolescentes con CEA acceder a la experiencia escolar en igualdad de condiciones que sus pares. Estos esfuerzos se han materializado en la implementación de Programas de Integración Escolar que facilitan sus oportunidades de aprendizaje.

Cada vez es más frecuente y posible el acceso de las personas con la Condición del Espectro Autista a la Educación Superior. Diversas instituciones han desarrollado e implementado protocolos de abordaje integral de los estudiantes con Necesidades Especiales. Estos esfuerzos son necesarios para fortalecer habilidades para la vida que son parte del desempeño independiente y autónomo de todas las personas. No obstante, el abordaje de las personas con CEA durante la vida adulta, especialmente en lo relacionado con la vida laboral, aún tiene un largo trecho que recorrer.

Tenemos grandes desafíos en cuanto a la comprensión de la Condición del Espectro del Autismo, trabajar en ellos nos permitirá generar una respuesta centrada en el derecho que tenemos todos los seres humanos a una vida plena. Este debe ser un esfuerzo colectivo e interdisciplinar entre todos los profesionales involucrados en la intervención de personas con CEA.

Rebeca Pemjean
Académica de Fonoaudiología
Universidad San Sebastián