Columna: Alimentación y sistema inmune

24 de junio de 2021

Incorporar al menos cinco frutas y verduras al día, tomar sol para mejorar los niveles de Vitamina D y disminuir al máximo el consumo de alimentos ultra procesados, son las recomendaciones que hace en su columna, Elizabeth Sánchez, académica USS de Nutrición y Dietética. Todo para mejorar el sistema inmune del organismo frente al Covid-19 y las enfermedades propias del invierno. 

Columna

La alimentación juega un rol crucial en nuestra vida,  ya que no sólo sirve para saciar el hambre, compartir e incluso celebrar, sino que además, los alimentos, en concreto los nutrientes que aportan, tienen un papel fundamental en los mecanismos que involucran nuestro sistema inmune.

En este contexto, resulta indispensable para mantener una buena salud, sobre todo en tiempos de pandemia y considerando que en invierno aumentan las enfermedades respiratorias, que nos preocupemos del consumo de algunos micronutrientes como la vitamina A, ácido fólico, vitamina B12, vitamina C, vitamina D, hierro y zinc. Estos micronutrientes están involucrados estrechamente en la respuesta inmune que desarrollamos ante infecciones.

Si queremos incluir estos nutrientes, debemos tener presente que una alimentación rica en frutas y verduras, al menos cinco porciones al día, aporta no sólo la cantidad de vitaminas y minerales que necesitamos, sino que además la cantidad de fibra y otros componentes bioactivos que favorecen la salud de nuestra microbiota intestinal. Esta participa activamente en lo que se conoce como sistema inmune intestinal y, desde este punto de vista, según los últimos estudios sobre la severidad que pueden llegar a presentar aquellos que se contagian con el virus de SARS-CoV-2, se ha visto que las personas con disbiosis intestinal (alteración de la microbiota intestinal normal o sana) y con niveles bajos de vitamina D evolucionan más gravemente en su estadía hospitalaria.