Impacto de la actividad física en la salud mental

23 de noviembre de 2021

Es necesario realizar ejercicio en forma regular y supervisado por especialistas para obtener beneficios para la salud física y mental. Experto USS ahonda en el tema. 

actividad fisica imagen principal

No es un misterio que la pandemia por Covid-19 ha afectado la salud mental de muchas personas en el mundo. En este contexto, la actividad física aparece como una alternativa para mejorar estados de ánimo, ya que contribuye a reducir la ansiedad, el estrés y la depresión.

“La actividad física aumenta los niveles de endorfinas, la famosa sustancia química generada por el cerebro que produce sentimientos de felicidad y satisfacción. Sin embargo, en caso de depresión o ansiedad sostenida en el tiempo, el ejercicio físico debe ser complementario a la intervención terapéutica”, señala Víctor Cepeda, académico del Diplomado en intervención psicosocial a través de la actividad física y el deporte de la Facultad de Psicología de la Universidad San Sebastián.

El académico añade que el ejercicio contribuye a la reducción de los niveles de estrés y al aumento de la frecuencia cardiaca. “Esto puede revertir el daño cerebral inducido por éste, al estimular la producción de neurohormonas como la noradrenalina, que no sólo mejoran la cognición y el estado de ánimo, sino que también obliga a los sistemas nerviosos central y simpático a comunicarse entre sí, mejorando la capacidad general del cuerpo para responder al estrés”.

Reloj biológico

Asimismo, la actividad física aumenta la temperatura corporal y regula el ritmo circadiano.

“El ejercicio cardiovascular crea nuevas células cerebrales, un proceso llamado neurogénesis y mejora el rendimiento general del cerebro. También previene el deterioro cognitivo y la pérdida de la memoria al fortalecer el hipocampo, la parte del cerebro responsable de la memoria y el aprendizaje junto con el aumento de la creatividad y la energía mental”, dice.

A lo anterior, se suma el enorme impulso a la autoestima y la confianza porque al mejorar la condición física y percibirse más ágil y fuerte, “las definiciones que hacemos de nosotros mismos pueden variar, provocando que generemos una narrativa más favorable con nosotros mismos”.