Vacaciones, una oportunidad para fomentar la creatividad

08 de enero de 2018

El dotar a los niños con recursos para el desarrollo de esta es clave para que puedan solucionar las dificultades en el futuro y una gran fuente de bienestar y felicidad personal.

niña-lectura

Comienzan las vacaciones escolares y las familias viven una reestructuración completa de su rutina diaria. Para muchos padres esto implica momentos de estrés y cansancio ya que la gran mayoría aún se encuentra cumpliendo su jornada laboral habitual.

Lisette Bazignan USSLos niños están felices, el tiempo libre supone relajo, juegos, acostarse y levantarse más tarde. De esta forma, si son bien aprovechadas, las vacaciones pueden convertirse en un tiempo de ocio que sirve para fomentar la creatividad. Es cierto que muchos niños no sabrán cómo utilizar su tiempo libre, porque la escuela no ha sabido abordar este aspecto y la familia muchas veces desconoce la importancia del desarrollo de esta. Entonces, pasan días completos expuestos a la televisión y a los juegos de video.

Leer en conjunto y animarlos a que creen sus propias historias, es una muy buena actividad para el fomento del lenguaje, del pensamiento y la creatividad.

Los griegos utilizaban la palabra scholé para referirse al tiempo libre, palabra que también significa aprendizaje, porque se consideraba como algo natural utilizar el tiempo libre para el desarrollo de la mente y tener un mayor conocimiento del mundo. La neurociencia ha demostrado que el proceso creativo es una de las capacidades más elevadas que hemos logrado en nuestra especie. Desde esta perspectiva, el tiempo libre con el que contarán niños y adolescentes durante sus vacaciones es un espacio para dar rienda suelta a su imaginación.

Algunas investigaciones en creatividad (Kaufman 2009, Urban 2004, Preiser 1976), mencionan cuatro puntos esenciales en este fenómeno, entre ellos uno que parece relevante para los padres son las condiciones creativas del entorno o las influencias externas que promueven la creatividad en los niños.

Se recomienda aumentar la cantidad de frases positivas y disminuir las negativas. En este sentido es relevante disminuir los “no” o los “no puedes”.

Hay muchas recomendaciones para estimular la creatividad. Por ejemplo, contar con una zona creativa en la casa, un rincón donde sus hijos puedan jugar, divertirse y aprender. Este rincón debe contar con múltiples estímulos como juegos, puzzles, lápices, block de dibujos, materiales que hayan recogido en un paseo (piedras, hojas, palos, etc.), música y libros. A medida que los niños crecen estos espacios deben ir adaptándose a la edad de ellos.

También se recomienda aumentar la cantidad de frases positivas y disminuir las negativas. En este sentido es relevante disminuir los “no” o los “no puedes”. Es bueno exponerlos a la música y al arte en general desde una edad temprana. Todos sabemos que un panorama habitual es llevarlos al cine los fines de semana, pero las ciudades ofrecen muchas otras actividades que pueden ser muy entretenidas y que abren el mundo de los niños, como baile, conciertos, teatro, muestras de pintura, poesía, etc. Conocer los talentos de nuestros hijos desde pequeños es relevante para poder reforzarlos. Es más coherente y sano reforzar aquello que es innato que obligar a que sigan hobbies que corresponden a las expectativas de los adultos. Leer en conjunto y animarlos a que creen sus propias historias, es una muy buena actividad para el fomento del lenguaje, del pensamiento y la creatividad.

La capacidad de crear es lo que nos ha mantenido a lo largo de la historia, el dotar a los niños con recursos para el desarrollo de esta es clave para que puedan solucionar las dificultades en el futuro y una gran fuente de bienestar y felicidad personal.

Lisette Bazignan
Académica Facultad de Psicología
Universidad San Sebastián

Vea la columna en diario El Sur

Chat
Te llamamos
Hemos recibido tu solicitud, pronto te llamaremos

Solicitar llamada