Psicología USS Concepción realizó actividad preventiva de violencia en el pololeo

19 de julio de 2017

La acción estuvo liderada por el estudiante en práctica Luis Rojas, con el apoyo de la carrera, a través de la académica Paula Medina.

 

La carrera de Psicología de la Universidad San Sebastián Concepción, en el marco de Promoción y Prevención de la Salud Mental, realizó una actividad preventiva de violencia en el pololeo, evento concentrado en el Hall de la Biblioteca del Edificio Los Canelos.

La intervención fue dirigida tanto a estudiantes hombres como a mujeres, y consistió en la entrega de trípticos y folletos con información acerca del ciclo de la violencia, “características de la relación sana e insana y qué hacer en caso de que la violencia se produzca en la relación de pareja”, explica Paula Medina Lema, académica de la USS Concepción.

La organización estuvo a cargo del estudiante en práctica de Psicología, Luis Rojas, quien se desempeña en la Clínica Psicológica del Centro de Salud de la USS Concepción. La motivación de Rojas, según cuenta, fue concientizar a la población universitaria de las características de una relación en la que se manifiesta violencia, “la que incluye aspectos que muchas veces pasan desapercibidos, como por ejemplo el restringir amistades, compartir contraseña, entre otras”, expresa el alumno sebastiano. “Intervenir permite a las parejas tomar medidas para construcción de una relación saludable”, agrega.

Luis Rojas comenta que la reacción de las personas, al leer el tríptico, fue en ocasiones “de sorpresa, pues no consideraban que, por ejemplo, los hombres sufrieran de violencia, la que se genera principalmente mediante agresiones verbales y control. Además muchos de los receptores identificaron que conocidos mantienen relaciones poco saludables”, señala el futuro profesional.

Durante la actividad se contó con el apoyo de Katherine Pardo, quien también se desempeña como estudiante en práctica de la Clínica Psicológica del CSUSS”, cuenta Paula Medina.

El equipo interventor evaluó la actividad como muy positiva, “fundamentalmente porque muchos de los receptores se acercaron a los psicólogos en práctica para recibir mayor información, y los estudiantes presentaron muy buena disposición a aceptar el mensaje entregado”, puntualiza la académica de Psicología de la sede.