¿Por qué las Fiestas Patrias generan una actitud laboral positiva en los chilenos?

18 de septiembre de 2018

Más tiempo para disfrutar en familia, para descansar y bajar el nivel de estrés, son algunas de las razones que explicarían por qué las personas parecen cambiar de ánimo cuando llega septiembre.

fiestas-patrias

Para los chilenos, el 18 de septiembre es una fiesta popular donde emergen las tradiciones típicas y donde la población se prepara para disfrutar de esta celebración que conlleva comida, música, baile, entre otras entretenciones. Este ambiente festivo, junto con la llegada de la primavera y el alargamiento de los días, cambia la predisposición de las personas hacia su entorno familiar y laboral.

jose-lizanaSegún explica el psicólogo organizacional y académico de la Universidad San Sebastián, José Lizana, las personas siente que en julio y agosto “las exigencias laborales y familiares son más difíciles y complejas de afrontar día a día, pero ya en septiembre se siente que vienen como un descanso o vacaciones, entonces cambia la disposición frente al trabajo, los compañeros y la familia. Tendemos a tener una disposición positiva frente a la vida y el trabajo”.

El especialista agrega que la actitud positiva “tiene componentes cognitivos, emocionales o afectivos, donde el mes de septiembre, sería un mes en que su contexto festivo, brindaría a los trabajadores un mayor grado de optimismo o bienestar para afrontar los últimos meses del año. Las Fiestas Patrias nos permiten bajar ese estrés y nos brindan un descanso y una perspectiva positiva frente a las labores diarias del trabajo y la familia”.

Para el académico de la Facultad de Psicología USS, los días feriados permiten además disponer de un mayor tiempo para compartir en familia. “Es una época donde se puede conciliar mejor el trabajo y la familia. Al tener este contexto, los objetivos tanto de la organización como los personales o familiares tienden a alinearse”.

Lizana señala que “el aguinaldo” o las cajas dieciocheras que se entregan en algunas empresas “son un incentivo en términos de compensación tangibles, pero los días que se cuenta para estar en familia, son días personales para ocio o compartir que aumentan el bienestar de los trabajadores, por lo cual las organizaciones tendrían un mayor compromiso psicológico y desempeño de parte de sus trabajadores”.

Otro factor que suma el docente USS, es que en los trabajos se ve “una mayor y mejor relación laboral entre pares y jefaturas debido a que tenemos mayores instancias de diálogo y de compartir. Dado este contexto, las Fiestas Patrias son una oportunidad para que las organizaciones saludables aumenten el compromiso organizacional en todas sus áreas y/o departamentos. Es decir, las Fiestas Patrias son una inversión para las empresas, dado que son los trabajadores los que permiten alcanzar los resultados de la organización, por lo que el bienestar de las personas se trasforma en una ventaja competitiva a nivel organizacional”.

El psicólogo añade que “si uno midiera la calidad de vida de los trabajadores en el 18 de septiembre o las Fiestas Patrias, este indicador sería alto para los trabajadores, ya que septiembre es un mes de descanso a nivel de la rutina laboral y del estrés del trabajo diario que nos permite terminar el año en un mejor estado de salud mental de los trabajadores y de la organización”.