¿Por qué estudiar Psicología en la USS?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), para el año 2020 la salud mental será la segunda causa de enfermedad en el mundo. Para enfrentar este y otros desafíos futuros, en la Universidad San Sebastián te formaremos como un psicólogo de excelencia, capaz de desempeñarte eficazmente en la prevención y tratamiento de problemas de salud mental, tanto dentro del sistema de salud público como privado; en empresas, colegios, universidades o centros penitenciarios, entre otros.

Durante tu preparación desarrollarás habilidades integrales, en un ambiente de constante trabajo colaborativo y en una infraestructura pensada para el aprendizaje.

Otras cosas que debes saber sobre nosotros:

  • Esta carrera ofrece un plan de estudios generalista, que entrega una formación en las principales líneas teóricas y habilita para desempeñarse profesionalmente en cinco áreas de desarrollo.
  • Tendrás la posibilidad de optar a un Diplomado de Especialidad, (Clínica Organizacional – Educacional – Social), en los mismos cinco años de duración de la carrera y sin costo adicional.
  • Contarás con un Centro de Salud USS en todas las sedes, lo que permite tener clínicas propias para la práctica profesional.
  • Al ingresar, cursarás un programa de nivelación en habilidades académicas básicas dirigido a estudiantes de primer año.

Psicología

 

 

 

Portada_1440x700pxl

Perfil del Egresado

Los psicólogos de la Universidad San Sebastián tienen una formación articulada con el desarrollo de competencias profesionales específicas en áreas de la disciplina, como Psicología Clínica Infantil, Clínica Adulto, Organizacional, Social-comunitaria o Educacional, con una mirada desde los principales enfoques teóricos.

Son capaces de analizar los fenómenos psicológicos desde la perspectiva individual, grupal y organizacional, habilitados para realizar diagnósticos, evaluaciones, intervenciones e investigaciones que contribuyan al bienestar de la sociedad, dando cuenta del proceso de planificación y evaluación de la efectividad de su trabajo.

Profesionales íntegros, guiados por los valores y ética de la disciplina, emprendedores, responsables y apasionados con su profesión, con una vocación por el trabajo bien hecho, alto sentido de responsabilidad pública, superación personal y contribución al desarrollo del país.