Porque la salud bucal también es una primera necesidad

25 de julio de 2019

Uno de los sellos de la Facultad de Odontología es atender a sectores que habitualmente no tienen acceso a un servicio de calidad… y gratuito.

OPERATIVOS ODONTOLOGIA TENTELHUE

Un largo viaje que se inicia a las 5.45 horas desde Hualaihué rumbo a Puerto Montt, es el comienzo de un camino que permite cumplir con una esperada atención odontológica para un grupo de personas que forma parte de la Comunidad Indígena Tentelhué, quienes habitan en la zona rural de la comuna.

Gracias a la Facultad de Odontología, un total de 19 pacientes recibieron diferentes tratamientos en el Centro de Salud de la USS en Puerto Montt.

Dani Argel, presidente de la Comunidad Tentelhué explica que “a principios de año se iniciaron los tratamientos para la comunidad, realizándose diferentes atenciones. En nuestra comuna no hay una rápida atención para los vecinos. En mi caso, hay un costo alto al no imponer en el sistema de salud. Muchas personas no se pueden costear estos tratamientos y lo bueno es que la gente está participando. Para nosotros, el tema de la salud bucal es relevante”.

Este operativo es solo una parte de las diversas acciones que realiza la Facultad en todas las regiones donde tiene presencia (Metropolitana, Biobío, Los Ríos y Los Lagos), atendiendo en terreno y gratuitamente a sectores de la población que habitualmente no puede acceder a estos servicios profesionales.

En la región Metropolitana, por ejemplo, cerca de 30 estudiantes realizaron un operativo en terreno en el que atendieron a vecinos de la comuna de La Pintana, en tanto que otra delegación de futuros odontólogos llegó hasta el colegio Alberto Blest Gana, de la comuna de San Ramón, donde participaron, junto a la Armada de Chile en un operativo de salud bucal dirigido a estudiantes de entre 12 y 14 años, instancia en la que se atendieron 48 alumnos y 130 niños participaron de charlas de prevención en salud bucal.

Tratamientos

Entre las acciones habituales que se realizan, se encuentran procedimientos clínicos de profilaxis, aplicación tópica de flúor, destartaje y evaluación del estado general de la salud bucal y los dientes de los pacientes, para después hacer derivaciones –si es necesario– a los Centros Odontológicos de la Universidad, donde los mismos estudiantes pueden atenderlos.

El Dr. Julio Contreras, a cargo de la ejecución del programa en Tentelhué, relata que “para los estudiantes son experiencias muy relevantes en sus procesos de aprendizaje, ya que es una forma directa de interactuar a pacientes con diferentes problemas y condiciones”.

Coincide Dani Argel, quien detalla que “la atención ha sido muy buena y con la gente de la Universidad hemos podido desarrollar un muy buen trabajo. Nos fueron a visitar a la comunidad antes de comenzar con los tratamientos, lo que demuestra que sí les interesa y les importa llevar a cabo esta tarea. Los estudiantes han sido muy amables y con un trato muy digno. Nuestra idea es poder continuar con este programa y ojalá poder aumentar el beneficio obtenido y seguir con otros beneficiarios y los que tienen alguna complejidad poder seguir con su tratamiento. Hay pacientes que requieren de una continuidad”.