USS inauguró Laboratorio de Bioelementos y Rehabilitación

01 de octubre de 2018

La nueva infraestructura se suma a importante tecnología de la Escuela de Odontología de la Universidad San Sebastián, sede Concepción, carrera que cuenta con siete años de acreditación.

 

La Universidad San Sebastián, sede Concepción, inauguró su Laboratorio de Bioelementos y Rehabilitación, para estudiantes de Odontología. Fernando Quiroga Dubournais, vicerrector de la USS Concepción, acompañado de Patricia Maureira Torres, directora de Odontología de la sede, y del académico encargado Sergio Esquerré Soteras, realizaron el corte de cinta de la nueva infraestructura, destinada a estudiantes de segundo año de la carrera. Junto a ellos participaron docentes de la Facultad de Odontología, alumnos, representantes de Centro de Estudiantes y otras autoridades universitarias.

“Este es un gran avance y un privilegio para el progreso de la enseñanza de los futuros odontólogos de nuestra institución. Ratifica una maduración de nuestra Escuela de Odontología, una de las mejores del país, con siete años de acreditación, y sin duda será una motivación para los estudiantes de primeros años”, dijo Quiroga, quien manifestó su satisfacción de ver también a los propios alumnos comprometidos con estos logros.

“La implementación del laboratorio se concretó a través de los proyectos de inversión de la Universidad San Sebastián, con un costo que bordea los 11 millones de pesos”, explicó Patricia Maureira. “Se orienta a estudiantes de segundo año porque creemos que nuestros alumnos deben aprender desde sus inicios acorde al trabajo real, no solo pensando en el buen desempeño de sus prácticas e internados, sino en su futura vida profesional y laboral”, expresó la autoridad académica.

El Laboratorio de Bioelementos y Rehabilitación está ubicado en el cuarto piso del Edificio Los Boldos del Campus Las Tres Pascualas, que corresponde a las dependencias de enseñanzas prácticas de la carrera, tanto para pre como para postgrado. Consta de 16 puestos de trabajo, cada uno con terminales trimodulares, con salida de micro motor, turbina y jeringa triple (que dispensa aire, agua y spray). “Cada estación posee una lupa de iluminación y aumento, para que los futuros profesionales puedan ver en detalle su desempeño en tallado de cavidades, y puedan desarrollar esta técnica en la que se inician”, contó el docente Sergio Esquerré. “Para la comodidad de los estudiantes, los puestos de trabajo cuentan con sillines ergonómicos”, agregó.

La sala tiene además dos puestos para docentes, premunidos de fantomas de la marca alemana “KaVo”, líder en el mundo en materia de simulación clínica.

ES EL FRUTO DE HACER LAS COSAS BIEN.