La importancia de prevenir y tratar la obesidad

12 de noviembre de 2019

La obesidad es un trastorno que influye en todas las variables que componen al ser humano: entorno, convivencia, sociabilización, seguridad y aspecto físico, favoreciendo enfermedades mentales y metabólicas.

La importancia de prevenir y tratar la obesidad

La obesidad se define como la acumulación de grasa anormal o excesiva que puede deteriorar la salud. Desde un enfoque preventivo, en Chile tenemos muchos pendientes pues somos (lamentablemente) líderes mundiales en esta enfermedad y con fuerte acento en la población infantil.

Cristhel FagerstromSegún estos parámetros, la OMS ha planteado algunas estrategias con el fin de disminuir este problema, entre los cuales destacan: fomento y promoción de estilos de vida saludable a lo largo del ciclo vital; cambio de hábitos dietéticos y actividad física y salud.

La obesidad es un trastorno que influye en todas las variables que componen al ser humano: entorno, convivencia, sociabilización, seguridad y aspecto físico, favoreciendo enfermedades mentales y metabólicas. De ahí la importancia de informar.

Todos los profesionales que trabajamos en salud, tenemos una responsabilidad con la promoción en salud, prevención de enfermedades y tratamiento de las mismas,

Como profesional de la salud de la mujer y su familia, es fundamental educar a la población, puesto que este estado nutricional favorece las infecciones y ayuda a agravar alteraciones en articulaciones como el dolor, tan frecuentes en adultos y adultos mayores. Además favorece prolapsos e incontinencias urinarias y en las mujeres embarazadas se asocia con una incidencia más alta de preeclampsia (hipertensión durante el embarazo), diabetes gestacional e hipercolesterolemia, las que a su vez se vinculan con una mayor morbimortalidad materna y neonatal (riesgo de enfermar o morir).

Durante el embarazo es un mito que se debe comer por dos; debemos favorecer una dieta equilibrada y el aumento de peso va en relación al estado nutricional del inicio del embarazo, de esta forma las gestantes con obesidad o sobrepeso, deben subir menos que una embarazada que inicia su embarazo enflaquecida o normal. Siempre hay que consultar al matrón/matrona o nutricionista si hay dudas.

Todos los profesionales que trabajamos en salud, tenemos una responsabilidad con la promoción en salud, prevención de enfermedades y tratamiento de las mismas, no dejemos pasar esta oportunidad de visibilizar esta situación.

Cristhel Fagerstrom Sade
Académica Facultad de Medicina y Ciencia
Universidad San Sebastián

Vea la columna en El Heraldo Austral