La iniciativa que puede salvar las especies nativas en peligro

25 de julio de 2016

Los Centros de Rehabilitación de Fauna Silvestre que la Universidad San Sebastián tiene en el sur del país, atienden y rehabilitan a especies nativas amenazadas que no pueden ser recibidas en hospitales veterinarios tradicionales.

gato-guina

 

Hace unos meses, un cachorro de gato güiña de pocos meses de edad salió de su hábitat natural para recorrer los alrededores de la ciudad de Puerto Montt. Y pagó caro su atrevimiento, porque en esa aventura impulsada por su natural curiosidad, intentó atravesar una reja en la que se enganchó y se fracturó una de sus patas.

Pero como dicen que los gatos tienen siete vidas, tuvo la fortuna de ser encontrado a tiempo por personas que supieron dónde llevarlo para comenzar su proceso de tratamiento y rehabilitación, y es así como llegó al Centro de Rehabilitación de Fauna Silvestre (CEREFAS), que mantiene la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad San Sebastián en Puerto Montt. Ahí un completo equipo de profesionales le practicó los exámenes de rigor, estableciendo sus diagnósticos y tratamientos adecuados para su pronta recuperación y, de hecho, ya corretea completamente sano en los bosques del Parque Alerce Andino.

Además del centro de Puerto Montt, reconocido como CEREFAS en 2007, la USS cuenta con otro centro de iguales características en el Hospital Clínico Veterinario en Concepción (reconocido como CEREFAS en 2005), y en ambos establecimientos trabajan con el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), que se preocupa del rescate de animales terrestres y aves, y con el Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca), encargado del resguardo de las especies marinas. Sin olvidar la importante labor que se realiza con otras instituciones que colaboran en la tareas de rescate de animales silvestres y su posterior reinserción al medio natural, como son Carabineros y la Armada de Chile.

Animales en peligro

Por su extensa y variada geografía, Chile es un país pródigo en especies animales nativas; sin embargo, producto del aumento de la población y el crecimiento de las ciudades, su hábitat se ha visto cada vez más afectado y su presencia en zonas urbanas es más habitual.

Como se trata de ejemplares en estado salvaje, no cualquiera puede manipularlos, ni menos mantenerlos, y en ese sentido, son los únicos centros reconocidos y autorizados por el SAG y Sernapesca en ambas regiones, donde se realizan unas 25 atenciones mensuales en promedio.

Para el decano de la Facultad de Medicina Veterinaria, Dr. Álvaro Berríos, “esto es valioso para nuestros estudiantes, porque se capacitan y familiarizan en la atención de ejemplares de variadas especies”.

Los CEREFAS han recibido animales tan diversos como gaviotas, pingüinos, tiuques, queltehues, bandurrias y aves rapaces. También han atendido zorros y pudúes, entre los mamíferos y especies como tortugas y lobos marinos.

El decano explica que por tratarse de atenciones muy específicas y especializadas, “la enseñanza que impartimos a nuestros estudiantes, tanto en Concepción como en Puerto Montt, tiene los mismos estándares. A partir del segundo año, todos participan en las actividades intrahospitalarias, a cargo de 20 docentes. El equipamiento, las condiciones y las oportunidades, son las mismas para todos nuestros jóvenes”.

“También mantenemos para todos nuestros procedimientos, el mismo trabajo, enfoque y objetivos, que dicen relación con la conservación de especies silvestres, particularmente con aquellas amenazadas o en peligro de extinción. En promedio, el 40% de los animales tratados vuelve a su hábitat”, finaliza.