Todas las manos juntas para proteger la salud y el patrimonio en Lota

08 de septiembre de 2017

El proyecto “Mi Barrio, Mi Punto Limpio” se desarrolla desde marzo de este año, involucrando a colegios, liceos, un centro de formación técnica e incluso un jardín infantil de la comuna carbonífera, en el manejo de su basura.

 

La comuna de Lota tiene una célebre historia, ligada fundamentalmente a sus yacimientos carboníferos, que entregaron grandes beneficios económicos al país a principios del siglo XX. Cuando decayó el auge del mineral, fueron paulatinamente disminuyendo los recursos económicos en la zona y hoy es una de las ciudades con mayores índices de pobleza a nivel nacional. No obstante, su rica historia permanece viva y es la comuna chilena con más reconocimiento patrimonial, sumando diez Monumentos Históricos Nacionales y varios más se encuentran en tramitación.

Es por eso que su gente se ha encargado de crear conciencia del alto valor patrimonial que permanece en sus calles y es en ese escenario que nació el proyecto “Mi Barrio, Mi Punto Limpio”, una iniciativa que se desarrolla desde marzo de este año, involucrando a colegios, liceos, un centro de formación técnica e incluso un jardín infantil de la comuna carbonífera, en el manejo de su basura.

La idea es generar conciencia en la comunidad sobre los impactos que produce en el medioambiente y en la salud de las personas una inadecuada gestión de los residuos domiciliarios y paralelamente, motivar la participación activa de la comunidad en los procesos de mejora del entorno, en especial en lugares o zonas con un alto valor patrimonial.

Uno de los factores que potencia esta iniciativa tiene relación con el área de impacto, que está circunscrita por el polígono que define el Proyecto Piloto de Revitalización de Barrios y Patrimonio Emblemático de la comuna, y que cuenta dentro de sus límites con cinco establecimientos educacionales que pueden ser el centro de operaciones de las estrategias y campañas destinadas a incorporar la gestión de los residuos en la comunidad, involucrando a los estudiantes de esos establecimientos educacionales y a alumnos de Ingeniería, monitores de las acciones.

Participación universitaria

“Mi Barrio, Mi Punto Limpio” es una iniciativa que desarrollan las carreras de Ingeniería en Energía y Sustentabilidad Ambiental (IESA) e Ingeniería Prevención de Riesgos y Medioambiente (IPRE) de la Universidad San Sebastián sede Concepción, en conjunto con la Municipalidad de Lota, y que ha permitido involucrar a escolares de la comuna en la gestión de la basura de sus calles.

Según cuenta Álvaro Boehmwald, director de ambas carreras, “en el proyecto participan el Liceo A 45, la Escuela Thompson, el Centro de Formación Técnica (CFT) Lota-Arauco, el Jardín Infantil Matías Cousiño y el Colegio Santa Doris, establecimientos educacionales lotinos que han participado en diferentes instancias de capacitación para sus docentes y estudiantes, adquiriendo nuevas herramientas que luego se aplicarán en las distintas campañas de reciclaje que este proyecto incorpora”.

“El proyecto nació del contacto inicial que realizó la Municipalidad de Lota, con el fin de poder incorporar estrategias para aportar a la conservación de los barrios con algún grado de patrimonio cultural, ya que en estos lugares se ha observado importantes niveles de basura en las calles que en nada potencian a la comuna como polo turístico”, explica Cecilia Jofré, coordinadora académica de Vinculación con el Medio de la USS Concepción.

Los estudiantes sebastianos aportan con su experiencia, ya adquirida en proyectos anteriores (también orientados al manejo y preparación de los residuos como en la entrega de conceptos), “lo que pueden permitir una mejor comprensión de los impactos que produce una mala gestión de los residuos”, asevera la académica USS.